El Ciudadanos de Arrimadas pierde la mitad de afiliados en un año y se hunde en las redes 

Cada mes se van unos mil militantes y la formación naranja apenas cuenta ya con afiliados de base, ni seguidores en Facebook ni resto de las redes, como contaba tiempo atras.

Ciudadanos cae en picado como no se conocia hasta ahora, al no lograr parar la hemorragia de bajas de militantes. Ha perdido la mitad de los que tenía en abril de 2019: de los casi 34.000 afiliados con los que se presentó a las primeras elecciones generales del año pasado se ha pasado ahora a la cota de los 16.500 y con una tendencia preocupante a la baja, según indica a Vozpópuli fuentes de la Ejecutiva de Cs y cercanas al núcleo de Inés Arrimadas. Desde febrero, cada mes se ha perdido de media un 2-3% de la militancia.

La última sangría de esta semana del partido cercano a la extrema derecha se debe por el acercamiento al Gobierno de coalición de izquierdas, aunque vuelva a tener excusa. A raíz del ‘sí’ del partido de Arrimadas a la prórroga del estado de alarma por seis meses y al acuerdo entre el Gobierno y Cs para tramitar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), se están produciendo «decenas» de bajas de afiliados cada día. «Hay un aluvión de bajas diarias y muchísima gente que ha dejado de pagar las cuotas» afirman.

El giro de Arrimadas durante el coronavirus ha acelerado la fuga de afiliados. Antes de verano, Madrid contaba con apenas 3.500 afiliados. En Andalucía, la situación es muy similar: de los 6.000 de 2019 se había pasado a 4.300 militantes. En la región valenciana sólo quedaban 2.500 en liza, mientras en Catalunya apenas había poco más de 2.000 afiliados. En Navarra, País Vasco y La Rioja sólo hay unas pocas decenas de militantes -no llegan al centenar en ninguna de las tres CCAA- y en Castilla y León se supera a duras penas elmedio millar, al igual que en Asturias.

Las deserciones más conocidas de los últimos días han sido las de Patricia Reyes,  la de Xavier Pericay, uno de los fundadores del partido; así como de algunas de las figuras del llamado sector crítico como Orlena de Miguel o Saúl Ramírez. Es decir, están diciendo adiós a Ciudadanos tanto figuras cercanas a Albert Rivera como personas que encabezaron la candidatura de Francisco Igea en las últimas primarias frente al oficialismo de Arrimadas, en un goteo que da una sensación de desbandada generalizada, que está llevando a Cs al abismo..

 

Salir de la versión móvil