lunes, 15 de agosto del 2022

Entrevista a Marcos Lechet: La importancia de leernos los labios

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -

Seguro que desde que todos llevamos mascarilla has notado que necesitas que te repitan alguna que otra vez las cosas que te dicen. Quizás te hayas dado cuenta de que echas de menos poder ver cómo se mueven los labios de quien te habla, y puede que hayas descubierto que leías en la boca y en los gestos de tus interlocutores algo que ahora no puedes ver. Y eso dificulta mucho la comunicación.

 

- Publicidad -

¿Echas de menos las sonrisas? ¿Es más difícil ahora interpretar algunos comentarios que no están acompañados de una expresión completa? Esto sucede porque una parte de nuestro rostro está tapada, y estamos «censurando» una parte muy importante para la comunicación.

- Publicidad -

Y es que, normalmente se asocia la lectura labial a las personas sordas nada más. Cuando en realidad, la mayoría de las personas, sean sordas o no, leemos los labios y las expresiones cuando nos hablan.

 

- Advertisement -

Si las personas que no somos sordas hemos podido experimentar dificultad para entender a nuestros interlocutores por el hecho de taparnos la mitad del rostro al usar mascarillas, imaginemos la dificultad que ha supuesto para las personas sordas que sí leen los labios de quienes no saben utilizar lengua de signos. Han quedado absolutamente desconectados.

Marcos Lechet es una persona sorda que lucha activamente por los derechos de las personas que, como él, no pueden oír. Ha trabajado para dar visibilidad a los implantes cocleares, y ahora está buscando la manera de conseguir que las mascarillas transparentes sean homologadas para poder leer los labios, para no perder las expresiones faciales en el lenguaje.

 

Marcos cuenta para Las Repúblicas que en un mes llegó a entregar 80.000 firmas al ministro de Sanidad para poder llevar a cabo esta iniciativa. «No he dejado de luchar para lograrlo, día tras día, noches enteras, reuniones con políticos y tratando de contestar cientos de mensajes de familias, profesores, médicos, estudiantes». Nos cuenta que el domingo pasado el ministro de Sanidad contestó a la pregunta que él mismo le había formulado y anunció que en pocos días será efectiva la homologación de las mascarillas transparentes.

Marcos espera con mucha ilusión que llegue este momento, porque cambiará notablemente la situación en la que miles de personas se encuentran ahora mismo. El «apagón» que han sufrido los sordos, pero no solamente ellos, puesto que la sociedad en su conjunto ha visto cómo se han perdido facilidades para comunicarnos, expresiones faciales, que son fundamentales.

 

En Suiza ya se han empezado a vender este tipo de mascarillas. Aquí en España hay tres iniciativas que están esperando ser homologadas. Podemos adquirir algunas por internet, pero no tienen homologación.

 

En las escuelas, los docentes también las están esperando, puesto que, para poderse comunicar con sus alumnos, son un material fundamental.

 

Los niños y las niñas, con sordera por supuesto, pero también quienes no son sordos, necesitan poder reconocer los gestos en los otros niños a la hora de desarrollar sus habilidades de expresión y comunicación. También las necesitan.

 

En definitiva, el llamamiento que hace Marcos, en realidad no es solamente para los sordos, es necesario que recuperemos nuestra expresión manteniendo la protección.

 

 

 

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.