martes, 04 de octubre del 2022

Un estudio catalán califica de «segunda ola» la situación del Covid-19 en España

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

La UPC (Universitat Politècnica de Catalunya) y Can Ruti (Hospital Trias i Pujol) tras un estudio realizado por sus investigadores, califican la situación actual de la de la pandemia del Covid-19 en España como «segunda ola», por el incremento de casos casos diarios este verano, y una curva que comenzó a crecer en junio y que no acaba de allanar. Sin embargo, los autores del informe creen que difícilmente se volverá a la gravedad del marzo.

«Detectar asintomáticos es la forma de frenar la progresión. Y si vuelve a crecer, antes de llegar a una situación crítica se tomarán medidas para evitarlo», explica Daniel López, que forma parte del grupo de investigadores de Biocomsc, de la UPC, que ha participado en el estudio.

- Publicidad -

«Una segunda ola en el sentido del colapso de los hospitales y de mortalidad que padecimos no la tendremos. Esto no quita gravedad a la situación: están muriendo 70 personas a la semana en Cataluña.»

El informe, que lleva por título «Análisis y predicción de la Covidien-19 para la UE-EFTA-Reino Unido y otros países», se ha enviado a la Comisión Europea y alerta también que la situación que ahora vive España se puede extender pronto a otros países que en las últimas semanas han experimentado un repunte de los casos.

- Publicidad -

Entre otros, citan la situación de Francia, Bélgica y los Países Bajos, y aseguran que «están siguiendo exactamente la misma evolución que España, pero con retraso».

Un desconfinamiento demasiado rápido

- Advertisement -

En el estudio, los investigadores se preguntan por qué España tiene la incidencia de casos más alta de la Unión Europea, si en verano las temperaturas son altas y la vida social se hace básicamente al aire libre.

Para los científicos, la principal causa es un desconfinamiento prematuro, con tres aspectos clave: haber terminado con las medidas de control demasiado pronto, el relajamiento de la población y la lentitud en los servicios de vigilancia.

«Hicimos un confinamiento muy duro, conseguimos reducir la incidencia, pero probablemente frenamos las medidas de control un poco antes de lo que hubiera convenido.», Explica López. «El virus estaba todavía en una concentración bastante elevada en la sociedad», asegura.

«Teníamos tantas ganas como sociedad de acabar con el confinamiento y volver a la vida normal, que nos relajamos. También se relajaron los sistemas de vigilancia epidemiológica, porque todos somos humanos y, agotados, teníamos ganas de creer que, al igual que ocurre con la gripe y otros virus, con el calor se acababa la batalla «.

El levantamiento de las medidas de restricción dictadas por el estado de alarma se terminaron en España el 21 de junio, mucho antes que en otros países, como Italia.

A pesar de la alerta de los investigadores, Daniel López es taxativo: «Lo que pasamos en marzo y en abril no lo volveremos a vivir, de eso estoy convencido, porque fue debido al desconocimiento. Ahora sabemos mucho más a que nos enfrentamos y no llegaremos seguro. Pero no hemos terminado con la pandemia. debemos mantener la tensión y la vigilancia «

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.