miércoles, 21 de febrero del 2024

Le pido al Sr. Jatri Adduh que asuma el fracaso de la política de la RASD, y dimita de inmediato en vez de refugiarse tras los jóvenes saharauis

|

Más noticias

Pedro I. Altamirano
Pedro I. Altamirano
Editor de Las Republicas y fundador de la Asamblea Nacional Andaluza (ANA)
- Publicidad -

Escuchar al ministro saharaui de Masas Políticas de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Jatri Adduh, comentar a los jóvenes saharauis que, que el Frente Polisario “no tendrá más opción que la lucha armada”, es como menos, surrealista, intolerable y inhumano. Muestra evidente del momento en el que vive la RASD en manos de sus dirigentes, y de un frente Polisario ineficaz, inoperante e incapaz de ningún acto que no resulte cómico, tras décadas de fracasos militares y diplomáticos, que lo han llevado a la situación de irrelevancia.

 

- Publicidad -

Aprovechar un acto académico en la Universidad de Verano para cuadros jóvenes de la RASD celebrada en la localidad de Tifariti, para incitar a los jóvenes a coger las armas, va en contra del espíritu académico, en contra de la moral de lo que representa la Universidad y, del mismo modo, de lo que dicta el Islam de paz y tolerancia. Eso no es lo peor, lo peor es la justificación cuando afirma que “por intransigencia marroquí y su desafío a la legalidad internacional en el Sáhara Occidental”, porque con ello solo refleja su inoperancia diplomática, ante el éxito marroquí.

 

- Publicidad -

El verdadero problema de las RASD, es no reconocer el fracaso de décadas de inoperancia diplomática internacional, y no saber reaccionar en ningún momento, ante la pérdida de influencia a favor de la tesis del Reino de Marruecos, que por el contrario, ha ido ganando razones, adeptos, influencia y poderosos apoyos internacionales. Los dirigentes como el Sr. Jatri Adduh, y otros se han dedicado a “marear la perdiz” en vez de trabajar por las RASD. Un fracaso histórico que hoy, le empuja a cometer el último y definitivo error político y diplomático con el llamamiento a las armas a unos jóvenes, que no dan en número ni para una compañía de fusileros. La única alternativa que le queda al Sr. Jatri Adduh, es la dimisión inmediata, con él, de todo el actual gobierno de la RASD.

 

- Advertisement -

Alguien me pregunto una vez si había algo peor que la guerra, a lo que me contestó de inmediato que perderla, creo yo que hay algo peor aún, no saber, o no reconocer que se ha perdido, para seguir disfrutando de prebendas un tiempo más a cambio del sufrimiento del pueblo. La RASD debe reconocer de una vez por todas su derrota militar, política, económica y diplomática. El actual gobierno de la RASD debe dimitir en bloque, y dejar el futuro del pueblo saharaui en manos del pueblo saharaui, de todo el pueblo saharaui, para buscar soluciones en paz y tolerancia, con los pies en el suelo de la realidad, que garantices la permanencia de la cultura saharaui, la unidad del pueblo, el reencuentro y un futuro de prosperidad y felicidad. Todo lo contrario de lo que acaba de reclamar el Sr. Jatri Adduh.

 

Por ello, reclamo al gobierno de la RASD su inmediata dimisión, al Polisario el abandono definitivo de las armas, y que se dispongan a sentarse en una mesa de negociación con representantes de todo el pueblo saharaui, para que, juntos, analicen la actual situación y busque la alternativa más realista para el futuro. En caso contrario, la mesa de diálogo entre saharauis se hará sin ellos, condenado a los responsables de la RASD por déspotas y arrinconados en el baúl de la historia donde duermen aquellos que, pudiendo haber sido todo, hoy no son nada por su arrogancia e ineficacia.

 

 

Pedro I. Altamirano

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.