viernes, 01 de marzo del 2024

Messi, y a leer

|

Más noticias

- Publicidad -

Lo normal es encontrarse los fardos de periódicos alineados aquioscados por  la mañana, y con suerte a la noche bajaran un poco su volumen, pero el burofax de Messi ha resucitado la venta de las gacetas  deportivas, así que a primera hora de la mañana de ayer, no pude encontrar un periódico local que se acompaña con un noticiario futbolero, milagro, La Pulga resucita la lectura.

Es llamativo que una estrella futbolística demande más atención que las hazañas del Covid 16, y la sinrazón política que convoca, más la ruinera que estamos pasando y venidera. Yo tengo una gran afición a llenarme las manos con tinta de periódicos, desde mis inicios en la política los leía todos, y aunque en la red tenga noticias a pedir de boca, mantengo una extraña fidelidad al papel impreso, a tal punto, que una vez que llevaba unos cuántos bajo el sobaco, mi añorado amigo y excepcional periodista deportivo Paco Rengel, me pidió hacerme una fotografía, por lo raro y old fashion que resultaba en aquellos días una persona cargando información bajo el brazo.

- Publicidad -

Antes tenía menos curiosidad por los anuncios de los rotativos, pero ahora prefiero casi contarlos y hacer análisis de sus contenidos, antes que meterme en las páginas económicas, porque son el mejor indicador de cómo va el patio, y por dónde nos va a venir el hambre canina.

Recuerdo mi entusiasmada lectura de El Último Suspiro de Buñuel, y en el último capítulo, El Canto del Cisne, hablando de la muerte, confiesa que aunque era contrario a la información, le gustaría levantarse de su tumba cada diez años, dirigirse a un quiosco y hacerse con unos diarios, para leer las catástrofes y contrariedades del mundo viviente, mientras reposa de la quietud de la eternidad en su sepultura. Imagino si ayer hubiera sido el año diez, don Luis hubiese tendido multitud de problemas para encontrar el pelotazo en la boca al presidente del Barcelona.

- Publicidad -

Es muy vintage, recomendar  la lectura de la prensa escrita a los jóvenes, con tables y mobiles por doquier, así que mis sueños surrealistas no me puede quedar otra cosa en el futuro, que ponerme en la cola para enchufarme en la red en el abismo, con el permiso del Belcebú de los incrédulos.

Curro Flores

- Advertisement -

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.