sábado, 20 de agosto del 2022

Los anticoagulantes pueden mejorar la supervivencia en pacientes ingresados con COVID-19

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -
El estudio ha sido publicado en el Journal of the American College of Cardiology, y puede consultarse aquí http://www.onlinejacc.org/content/early/2020/05/05/j.jacc.2020.05.001
En el documento se explica que los pacientes hospitalizados con COVID-19 que han sido tratados con anticoagulantes habían mejorado los resultados, tanto dentro como fuera de la UCI. Señalan también que los casos de hemorragias se han dado de la misma manera, tanto en pacientes tratados con anticoagulantes como en aquellos que no lo han sido, por lo que no supone añadirle ningún riesgo en este sentido.
«Esta investigación demuestra que los anticoagulantes tomados por vía oral, subcutánea o intravenosa pueden desempeñar un papel importante en el cuidado de los pacientes con COVID-19, y estos pueden prevenir posibles casos de muerte asociados con el coronavirus, incluidos ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y embolias pulmonares», ha afirmado el Dr. Valentin Fuster, Director del Mount Sinai Heart.
Este estudio comenzó debido a la cantidad de casos detectados en pacientes que sufrían coágulos en la sangre, potencialmente mortales, en pacientes que habían tenido COVID-19 (también en personas asintomáticas).
Se evaluaron los casos de 2.773 pacientes confirmados con COVID-19 que estaban ingresados en cinco hospitales de la red del sistema Salud Mount Sinai en Nueva York entre el 14 de marzo y el 11 de abril. Se analizó específicamente la tasa de supervivencia de los pacientes que recibieron anticoagulantes frente a los que no, y se tomaron en cuenta los factores de riesgo específicos de cada uno (edad, origen, afecciones preexistentes y los que ya utilizaban anticoagulantes previamente).
De los pacientes analizados, 786 (el 28%) recibieron una dosis completa de anticoagulantes como tratamiento, una dosis más alta que la que normalmente se aplica para prevención de coágulos y una que generalmente se administra a los que ya tienen coágulos.
Entre los pacientes que fallecieron, los que habían recibido anticoagulantes murieron después de pasar unos 21 días de media en el hospital. Los que no recibieron el tratamiento murieron a los 14 días.
En pacientes con ventilación asistida, el 62.7% de los que no habían sido tratados con anticoagulantes murieron (después de una media de 9 días ingresados). Los que sí lo recibieron fueron el 29% de los casos de fallecidos (que murieron después de 21 días en el hospital). De lo que se concluye que la mortalidad es notablemente menor cuando se aplica el tratamiento.
El estudio es la fase inicial de uno más extenso, que se llevará a cabo con 5.000 pacientes de COVID-19. Aquí se evaluará la efectividad de tres tipos de terapia antitrombótica: oral, heparina subcutánea y heparina intravenosa.
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.