viernes, 19 de agosto del 2022

Optimismo por las pruebas en humanos con la vacuna de Oxford: Confirman que genera anticuerpos y células T

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Las primeras pruebas en humanos de la vacuna contra la Covid-19 que se está investigando en la Universidad de Oxford confirman que el fármaco es «seguro» y da resultados «muy prometedores».

El millar de personas que se han presentado voluntarias a los ensayos clínicos han producido anticuerpos y células T después de que los hubieran inyectado la vacuna.

- Publicidad -

La vacuna, que están desarrollando la farmacéutica AstraZeneca y la prestigiosa universidad británica, es una de las que están más avanzadas de los más de 150 proyectos que hay en marcha en todo el mundo.

Faltan más pruebas

- Publicidad -

Los resultados de la segunda fase de los ensayos, publicados en la revista médica The Lancet, se consideran «muy prometedores», aunque falta hacer más ensayos, de mayor alcance, para averiguar si los anticuerpos son suficientes para ofrecer inmunidad a la enfermedad a largo plazo.

Será la tercera y última fase del ensayo clínico. Los investigadores remarcan que hay que incluir en las pruebas personas de más edad, porque hasta ahora han sido jóvenes y en buenas condiciones de salud.

- Advertisement -

Sarah Gilbert, líder del equipo de Oxford que ha desarrollado la vacuna, alerta de que hay que ser prudentes aunque los resultados son buenos: «Todavía hay mucho trabajo por hacer antes de que podamos confirmar si nuestra vacuna ayudará a controlar la pandemia del Covid-19, pero estos resultados preliminares son prometedores.»

De todos modos, el jefe de la farmacéutica Astra-Zeneca ha declarado optimista que la protección que da la vacuna pueda durar entre 1 y 2 años. Los investigadores han determinado que la vacuna tiene efectos secundarios -el 70% de los vacunados tuvieron fiebre o dolor de cabeza, síntomas que trataron con paracetamol- pero que no se consideran peligrosos.

¿Cómo se ha desarrollado la vacuna de Oxford?

El nombre que lleva la vacuna, que se está desarrollando a una velocidad muy superior a la habitual, es ChAdOx1 nCoV-19.

Los científicos han elaborado la vacuna con una versión debilitada de un virus que causa resfriado común en chimpancés y que han modificado para que no pueda causar en humanos.

Además, han hecho que se parezca más al coronavirus responsable de la Covid-19, transfiriendo a la vacuna las instrucciones genéticas que el virus aprovechar para invadir las células de las personas. De este modo, la vacuna hace que el sistema inmunitario aprenda a combatir el coronavirus.

Es el mismo método que la Universidad de Oxford ha utilizado para obtener una vacuna contra la MERS, el síndrome respiratorio de Oriente Medio, que también está causada por un coronavirus.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.