sábado, 13 de agosto del 2022

El banco suizo de Juan Carlos I anotó como «regalo» los 65 millones de euros de Arabia Saudí

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Más madera que es la guerra… Continua el escándalo de las comisiones millonarias del borbón Juan Carlos I y Arabia Saudí, con la banca suiza mediante. Las nuevas informaciones que hacen aún más profundo el pozo de corrupción de la monarquía española ya salen casi a diario. Y según todos los medios estamos de acuerdo, que esto no ha hecho más que empezar.

Aseguran que el banco suizo Mirabaud, donde se guardaban el dinero del rey emérito de la monarquía Saudí, registró la donación de 65 millones de euros como «regalo» según la tradición saudí. Esta vez es El Español quien publica la apertura de la cuenta bancaria, donde se depositaron su dinero, una gestión que hicieron, una vez más, el gestor Arturo Fasana, y el abogado Dante Canónica, mencionados varias veces para ser los directores de la fundación panameña lúcuma, que supuestamente servía para ocultar la fortuna de Juan Carlos I.

‘Profession: Roi’. Los papeles de Juan Carlos que guardó la cúpula del banco en su caja de seguridad.
- Publicidad -

Según este diario, en el documento de apertura de la cuenta ya aparece la cifra que recibirá Juan Carlos de la monarquía saudí, porque Canónica reconoció ante el fiscal suizo que ya le habían comunicado antes. Es en este documento donde el responsable del banco Mirabaud, reflejó a mano que el origen de la fortuna que recibiría esta cuenta era una cantidad enviada por el rey Abdalla de Arabia Saudí como regalo según las tradiciones saudíes a otras monarquías.

Para intentar disimularlo, la operación no se hizo efectiva hasta 48 horas después de la apertura de la cuenta, desde el ministerio de hacienda Saudí. Estos registros estaban guardados en la caja fuerte del banco y sólo tenían acceso los responsables de la entidad. En el acto de apertura aparece el nombre de Juan Carlos de Borbón como beneficiario de la Fundación Lúcuma, y ​​en la casilla de profesión pone «Rey», así como la dirección donde vivía: «Palacio de la Zarzuela, Madrid» .

- Publicidad -

 

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.