domingo, 14 de agosto del 2022

¿Mascarilla obligatoria? Por supuesto

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -

Es triste comprobar cómo durante la pandemia hemos sido objeto de teorías que, lejos de buscar nuestra seguridad, se han basado en el oportunismo.

 

- Publicidad -

Me voy a explicar: cuando todo esto comenzó en Wuhan, todos vimos las imágenes de gente llevando mascarillas. Se nos hacía extraño, lejano, y algunos incluso se dedicaron a señalar aquello como algo que jamás nos pasaría. Y nos pasó. La pandemia llegó hasta aquí y de eso no hace falta que haga recordatorios.

 

- Publicidad -

La República Checa desde el primer momento movilizó a la gente para que llevasen mascarilla. En su momento explicaron que consiguieron mantener las cifras en orden precisamente por esta medida, entre otras.

 

- Advertisement -

Aquí tardaron en hablarnos de ellas. Se recomendaban pero no se profundizaba y esto empezó a generar sospechas, que más tarde se confirmaron: al no existir mascarillas protectoras para todo el mundo, se quiso dar el mensaje de que eran necesarias para aquellas personas de riesgo, para los trabajadores sanitarios, pero no para la población en general. De hecho, la OMS llegó a ponerlo en duda y algunos medios de comunicación españoles se hicieron eco de que «la mascarilla no era necesaria». Pero ya entonces hubo voces que criticaron y rechazaron enérgicamente esta postura, porque estaba comprobada la eficacia de la mascarilla, no sólo por las gotas de saliva sino también porque desde el principio se explicó en muchos foros científicos que el virus estaba presente en el aire.

 

Esto del aire ahora ya parece que va a ser reconocido por la OMS. Le ha costado. Y está empezando a reconocerlo porque más de doscientos científicos han tenido que publicar en una revista científica sus conclusiones.

 

Si el virus permanece en el aire, ya no es cuestión de que mantengamos la distancia física únicamente. Es cuestión de que en el aire que respiramos podemos contagiarnos. Y eso se previene con la mascarilla. Efectivamente las posibilidades serán escasas si se ventila bien, si el ambiente no es muy concurrido y si se tienen en cuenta las medidas de higiene y precaución. Pero vaya, que el uso de la mascarilla debería promoverse más, mucho más, de lo que hasta ahora se ha hecho.

 

Tal y como va a hacer Cataluña mañana y tal y como se están planteando en otros sitios, como el País Vasco. Y por los hechos que hemos vivido hasta ahora, cada vez que el Govern ha dado un paso, días después lo ha dado el Estado. Así que tomemos nota y usemos la mascarilla siempre que podamos. Es nuestra salud la que está en juego, no es una cuestión política.

 

 

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.