Un fármaco contra el cáncer podría haber funcionado en un enfermo grave de COVID-19 en Alemania

Los fármacos contra el cáncer están siendo utilizados en múltiples ensayos para casos de COVID-19. Sus posibles efectos para evitar la tormenta de citoquinas, causante de muertes en casos graves de COVID-19, parece dar frutos.

La revista científica Leukemia ha publicado el trabajo realizado por el equipo del Centro Carreras contra la Leucemia, del Hospital Clínico Universitario de Marburgo, liderado por el doctor Andreas Neubauer.

Este equipo ha obtenido la aprobación para llevar a cabo un ensayo clínico que tiene el objetivo de profundizar en la eficacia del fármaco que trata el síndrome de dificultad respiratoria aguda.

El medicamento utilizado es el ruxolitinib, y podría funcionar porque según Nebauer inhibiéndolo unas enzimas responsables de la respuesta inflamatoria, por lo que el experto consideró que podría evitar los daños en los tejidos pulmonares que, en pacientes graves, pueden causarles la muerte.

El fármaco ha sido probado en distintos pacientes y en todos ellos, según han reportado, los resultados han sido muy positivos y visibles en poco tiempo. «El tiempo transcurrido entre el inicio de la administración de ruxolitinib y la mejora de la salud es tan corto que es razonable suponer que el fármaco ha contribuido al curso clínico de manera favorable», ha señalado Neubauer.

Según señala Business Insider, no estaríamos ante el único caso de posible éxito. Y es que el estudio dirigido por el español Josep Baselga, en la compañía oncológica AstraZeneca, concluye que la administración del fármaco acalabrutinib mejoró el pronóstico del pequeño grupo de pacientes en los que fue probado.

 

Exit mobile version