domingo, 14 de agosto del 2022

Solicitan cinco años de cárcel para tres ultraderechistas españoles por robar banderas y agredir a un mantero

|

Más noticias

- Publicidad -

 

La Fiscalía solicita cinco años de cárcel para tres ultraderechistas españolistas que agredieron a un mantero indio de religión Sij en Barcelona durante una concentración de Sociedad Civil Catalana justo después de la declaración unilateral de independencia.

- Publicidad -

Los acusa de robo con violencia y lesiones con el agravante de motivación racista y religiosa por haber golpeado el vendedor ambulante y haberle robado cuatro banderas españolas que el hombre quería vender durante la concentración. Varios acusados ​​tienen antecedentes similares.

Según el fiscal, hacia las dos y media de la tarde del 29 de octubre de 2017 la víctima estaba vendiendo de forma ambulante en la calle, en la esquina entre Pau Claris y Casp. En concreto venía banderas españolas aprovechando la masiva concentración de Sociedad Civil Catalana a favor de la unidad de España justo dos días después de la declaración unilateral de la independencia en el Parlament. El vendedor llevaba el tradicional turbante Sij, propio de su comunidad religiosa.

- Publicidad -

Cuando los acusados ​​llegaron a la zona y vieron el origen extranjero del vendedor decidieron robarle las cuatro banderas que llevaba para vender. La víctima se resistió a los tirones y forcejeó con los ladrones, que acabaron arrebatandole las banderas mientras le gritaban «moro» y «musulmán» y le daban puñetazos y patadas en diversas partes del cuerpo.

Otro de los acusados ​​permaneció viendo la agresión sin oponerse. La agresión se terminó cuando otros ciudadanos se interpusieron. Cuando ya se iban, uno de los acusados ​​se giró enseñándole las banderas robadas al vendedor y diciéndole «mira, morito».

- Advertisement -

Hacia las 5 de la tarde los acusados ​​fueron frente al Palau de la Generalitat, donde había otra concentración españolista. Uno de ellos lucía una de las banderas robadas y fue denunciado administrativamente por la ‘ley mordaza’.

Por todo ello, el ministerio público les pide cinco años de cárcel y seis de alejamiento respecto a la víctima por robo con violencia e intimidación, 600 euros de multa, indemnización de 1.500 euros por daños morales y pagar las cuatro banderas españolas robadas.

Se da la circunstancia de que uno de los acusados ​​llevaba tatuada en la mano una cruz esvástica y en una foto en Twitter salía saludando con tres dedos alzados, como el juramento nazi. De hecho, dos de los acusados ​​ya tenían denuncias previas para usar y exhibir navajas, otro por agredir a un indio, y otro había sido identificado por agredir sudamericanos. Uno de los acusados ​​fue arrestado en 2015 por robar y agredir a un magrebí.

Redes:

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.