domingo, 27 de noviembre del 2022

Aquí ya no pueden vivir ni los inmigrantes: Más de 5.000 euros por escapar de España en patera

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Vivir en España ya no viable para nadie. Nefasta gestión en la crisis sanitaria, peor resultado con la económica y de igual modo con la social. Y lo peor aún está por llegar con el Gobierno #MarcaEspaña. Con 213.024 casos confirmados y 22.157 muertos, se ha convertido en uno los países donde el virus se ha expandido con más virulencia. Las restricciones de movimiento han parado en seco buena parte del mercado laboral, además de la actividad y el empleo sumergido.

El diario Hespress destaca la difícil situación en la que se encuentran los inmigrantes marroquíes tras el decreto de estado de alarma, sobre todo para los que están en situación irregular. Regresar a casa en plena pandemia se ha convertido en una misión casi imposible, según indica El País, que está alimentando las redes de tráfico de personas.

Patera en el Estrecho de Gibraltar.
- Publicidad -

Un grupo de unos 100 marroquíes se embarcó a finales de marzo en dos botes inflables para volver de forma clandestina a su país y burlar las restricciones decretadas para frenar el virus tanto en España como en Marruecos. Cada uno pagó unos 5.400 euros por el viaje, que concluyó en una playa de Larache, en el noroeste de Marruecos. El precio de una plaza en una patera desde las costas marroquíes a España, es decir, el trayecto contrario, oscila entre los 400 y los 1.000 euros, según fuentes policiales.

Aunque siguen los goteos hacia España, la situación se ha revertido. La prensa argelina ha reportado con asombro este fenómeno después de que se detectasen tres barcos con 12 emigrantes a bordo al este de Orán, en el noroeste de Argelia. “Sorprendente e inusualmente, los barcos no se dirigían a las costas de la península Ibérica, sino que regresaban a Argelia desde España”, publicó Algerie 360°. Los recién llegados también fueron detenidos, obligados a hacerse exámenes médicos y a cumplir cuarentena. Si España no era ningún paraiso antes, ahora lo es menos.

- Publicidad -

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.