jueves, 29 de septiembre del 2022

Niño Becerra: «Una Catalunya independiente o con verdadera autonomía financiera se habría podido defender mucho mejor de coronavirus»

|

Más noticias

- Publicidad -

[ENTREVISTA ÍNTEGRA TRADUCIDA DESDE LA REPÚBLICA]

El economista y catedrático catalán, Santiago Niño Becerra, es una de las voces más autorizadas a la hora de hablar sobre macroeconomía, crisis económicas y predicciones financieras de futuro. Fue de los primeros en avisar de la fuerte crisis que se produciría en 2010. Autor de diferentes libros, ha ejercido diversos cargos en empresas del ámbito siderúrgico y desde 1994 es catedrático de Estructura Económica en la Universidad Ramon Llull de Barcelona. Su teléfono vuelve a echar humo debido a la crisis económica, que ahora apenas empieza, debido al coronavirus.

- Publicidad -

Él, sin embargo, cuenta en esta más que interesante entrevista para La República que, de hecho, la pandemia ha acelerado la crisis de 2008, crisis que él previó que terminaría justamente en 2020. En ella se ha hablado de Catalunya, y da respuesta a lo que hubiera pasado si hubiera sido un estado independiente y, también predice como pueden ser los meses que ahora le esperan a lo que denomina «el invento» de la clase media.

La crisis económica que ahora comienza, ¿será peor que la que comenzó el 2007/8?

- Publicidad -

Hay que aclarar algo antes: en 2007 comienza una crisis sistémica por agotamiento del modelo anterior y que se manifiesta en 2008 con la quiebra del Lehman Brothers que, al estallar, llega dramáticamente a la gente en 2010 y provoca el periodo de austeridad. Se empieza dar la vuelta a la crisis a partir de 2012 cuando el Banco Central Europeo empieza a repartir lo que yo llamo «anfetas», que son inyecciones salvajes de dinero, pero estos efectos se agotan en otoño de 2018 cuando se pone de manifiesto la ralentización de la economía, con las predicciones del FMI y de la OCDE.

Entonces, ¿el virus lo que ha hecho es empeorar la crisis que aún sufríamos?

- Advertisement -

Lo que ha hecho el virus ha sido empeorar brutalmente una ralentización económica de la crisis, que ya teníamos desde octubre de 2018 y de lo que estábamos en una la tercera fase de la crisis. La pandemia, sin embargo, será a la vez un acelerador de las medidas que se hubieran acabado poniendo igualmente.

Entonces, ¿con que podemos comprar las consecuencias de este virus?

Se ha comparado con muchas cosas… con la caída de 2008/09, con el Crack del 29… pero las consecuencias de este virus no se parecen en nada porque en ninguna crisis anterior o desaceleración anterior ha llegado a pasar que se haya cerrado todo. Nunca ningún gobierno había decretado un cierre total como ahora. Para encontrar algo parecido tenemos que ir a las crisis agrarias del siglo XVII y XVIII.

¿Y a las Guerras Mundiales?

No, no, ¡para nada! Al revés, ¡durante las grandes guerras se producía muchísimo! En este caso se producen armas pero el PIB de Estados Unidos, por ejemplo, creció muchísimo durante la II GM. Lo que nos ha pasado ahora es como si hubieran llegado los extraterrestres a parar todo hubiera producido una parada generalizada.

¿Es por tanto lo nunca visto hasta ahora?

Sí. Y ha tenido un efecto perjudicial porque ha parado toda la economía por una cuestión sanitaria. Se produce la triste casualidad que lo que es bueno para el sistema sanitario (pararlo todo para reforzarlo) es malo para la economía…

A ver si lo entiendo bien: el virus ha acelerado aún más la crisis sistémica de la que no habíamos salido del todo y, por tanto, vivimos unos momentos históricos de un cambio de modelo económico y la pandemia nos ayudará a transitar de el antiguo a uno nuevo?

Las crisis sistémicas se producen por un agotamiento del modelo. Por ejemplo la crisis de 1929 con la gran depresión significó el fin de un modelo que había comenzado en 1875. O sea, la respuesta a la pregunta es un sí.

El capitalismo feroz con una intervención estatal mínima… ¿no?

Sí, el modelo de acumulación de capital. Aquello se agotó, llegó la gran depresión y luego se puso en marcha un modelo que ha sido nuestro y que comenzó después de la segunda guerra mundial. Y como todos los modelos, este también se ha agotado y ahora vamos hacia un nuevo modelo.

Esto me conecta con lo que dijo el ex presidente de Francia, Nicolas Sarkozy que había que reformular el capitalismo… que ha quedado, ¡no se ha hecho nada!

¡Sí, se está reformulando! Vamos hacia un nuevo modelo. Yo lo intento explicar detalladamente en mi último libro publicado en octubre del año pasado «El crash: Tercera fase». Resumidamente, vamos hacia un uso masivo de la tecnología, una importancia creciente del capital y una importancia decreciente del factor trabajo, con un declive de los Estados y una importancia al alza de las grandes corporaciones … ¡Eh.Todo esto llegaba igual, pero el virus lo ha acelerado!

¿Y cuando superemos los efectos del virus qué?

Cuando se encuentre una vacuna, se superará la pandemia, ciertamente, y así seguirá la evolución hacia el nuevo modelo que se culminará hacia el 2023 y 2024, creo yo. Pero paliar los efectos del virus tendrá un impacto muy fuerte por la deuda pública, que incrementará notablemente el fin del gran aumento de gasto público que tendrá que abordar para hacer frente a los efectos de virus.

¿Cuál será la receta para salir de ella? ¿Qué debería hacer el gobierno catalán si es que puede hacer algo …? O el español? ¿O la UE?

No hay recetas. La fórmula clásica es incrementar el gasto público, inyectando dinero. Pero esto tiene consecuencias como el incremento bestial de la deuda pública y esto lo estaremos pagando cada año, en forma de intereses, durante décadas, y para intentar amortizar la deuda, si es que se puede.

Y para no hacer como el Reino Unido, que ha cogido la imprenta y ha empezado a poner más dinero en el mercado…

Sí, el Reino Unido en lugar de inyectar dinero a través de la deuda pública ha hecho, directamente que el Banco de Inglaterra imprimiera para darles al Gobierno. ¡Pero esto tampoco es un invento nuevo. En la Edad Media ya se hacía!

¿Y por qué el BCE no hace lo mismo y comienza a imprimir euros?

Lo hará, pero con un soporte en forma de deuda. Ahora el BCE le dirá a España que le puede presentar un fuerte deuda pública y otros estados de la Unión la comprarán para así darle dinero. El BCE no hace como el Reino Unido porque no es ortodoxo y porque, ahora, en el Reino Unido están solos y tienen una moneda y una política fiscal propias. En la zona euro hay 18 modelos, 18 políticas fiscales… Si fuera un sistema unificado sería más fácil, pero no es así.

Esto que Europa son 18 y cada uno hace un poco lo que quiere… España quiere volver a promocionar el ladrillo y el «sol y playa» para salir de esta crisis… ¿Eso es caer en el mismo error?

A ver, España comienza una nueva ola de ladrillo en el año 2016 (no tan bestia como el 2002). Pero claro … para basar un crecimiento en el ladrillo, la capacidad del endeudamiento privado debe ser elevada y ahora, en España, no lo es. En 2002 sí, España era un lugar para hacer negocios, vino mucho dinero de fuera, el paro era bajo y no había tanta deuda pública, incluso, la precariedad laboral era menos que ahora.

Por lo tanto es una estrategia condenada al fracaso…

Continuar con esta segunda ola de ladrillo no es posible. En 2016 se inicia gracias a la inyección de dinero de la Unión Europea. Yo creo que el recorrido del ladrillo ya se ha acabado, están quemadas todas las fases excepto que venga una gran corporación y compre media ciudad.

Y con el panorama que nos viene… El FMI pronostica una caída del PIB en España entre un 8 u 9% y un paro en torno al 21% y la deuda pública se elevará hasta el 113% del PIB y el déficit hasta el 9,5% en 2020…

¡Eh! Estas previsiones del FMI, que son terribles, vuelvo a repetir que se encuadran dentro de otras previsiones que ya vienen del otoño de 2018 y que ya preveían un empeoramiento de la economía. Hay quien sostiene que la economía iba rodada y viento en popa y, de repente, ha llegado el virus. No, el FMI ya avisaba de la desaceleración desde hace casi 2 años. Y en esta línea descendente… patapam: ¡el virus!

¿Qué economías podrán subsistir después de la pandemia?

España lo tiene todo en contra para afrontar la crisis. Tienen una clara ventaja los paises pequeños. Pienso en Austria, Dinamarca, Países Bajos, muy orientados al valor añadido, con elevada productividad, con una población reducida… España es todo al revés: es un país grande, con mucha población, un estructura de PIB basada en bajo valor añadido, como los servicios, con un turismo que representa el 15% del PIB, el comercio el 12%… Todo en contra…

Así pues… ¿Una Catalunya independiente podría hacer un mejor frente a la actual situación?

Claramente sí, o bien contando con una autonomía fiscal y financiera, es decir una autonomía real, porque contando hubiera dado unos márgenes que actualmente Catalunya no tiene. Por ejemplo: el período de centralización de la compra de material sanitario fue un fracaso y esto no hubiera pasado. El Gobierno habría tomado una serie de medidas, que no ha podido perder, como las del confinamiento. Una Catalunya independiente, o con una muy elevada autonomía, se habría podido defender mucho mejor del coronavirus y tomar una serie de medidas que ahora no ha podido.

Y con el déficit fiscal que sufre Catalunya, ¿como podrá subsistir y restablecerse de la crisis, teniendo en cuenta que España necesitará más que nunca dinero para ellos?

El tema del déficit fiscal interregional tiene unas consecuencias que es una infrafinanciación a Catalunya y eso es un hecho. Esta situación que vendrá ahora no lo favorecerá, sin duda. De todos modos, en este nuevo modelo hacia el que vamos, las zonas como Catalunya tendrán unas ventajas que ahora mismo no tienen. Tendremos posibilidades más elevadas que no ahora, como otras zonas europeas como el Norte de Italia, los 4 lands alemanes más fuertes como Baviera, la región de Flandes…

¿Puede que la crisis económica que ahora nos viene vuelva a crear una nueva ola de independentismo en Catalunya?

Probablemente sí. Por lo menos ‘provocarla’ será fácil. Piensa que el escenario que quedará después de la pandemia y cuando el virus sea erradicado, será desolador: deuda pública española del 115% con un déficit del 10% y un paro de 22% … En Catalunya mucha gente llegará a la conclusión de que si tuviera más autonomía fiscal y financiera las cosas serían de otra manera. ¡Eso es de cajón!

A nivel micro, ¿Las familias y pequeñas empresas tienen que sufrir por los meses que vienen?

En todas las situaciones malas hay gente que gana y gente que pierde. A las plataformas digitales y a las grandes corporaciones les ha beneficiado…

¿Como Amazon?

¡No sólo! Google, Volkswagen, Microsoft, Apple … ¿por qué? Son empresas que tienen un cojín financiero muy potente, pueden aguantar perfectamente, pueden reorganizarse, redefinir su estructura, a hacer planes de futuro… pero las tiendas de barrio o las PYMEs… ¡ya me dirás!

Grandes grupos de inversores han aprovechado la crisis para hacerse más ricos, ¿Era momento de comprar en bolsa?

¡Ya no estamos en 1965! Ahora las bolsas indican muy poco, mueven poco dinero y yo, sinceramente, no sugeriría a ningún pequeño ahorrador que se meta en la bolsa.

¿Crees en las teorías conspirativas? ¿Que las guerras económicas ahora se hacen creando virus?

¡Mira! Yo esta pregunta la he hecho a un conocido mío bioquímico que hace mucho tiempo que trabaja en Estados unidos. Le pregunté si un virus así se puede fabricar y me dijo que sí. Pero me dijo que lo que no se puede programar son sus efectos.

Es decir, se puede hacer la bomba pero no se sabe si haría una onda expansiva pequeña o muy grande…

Sí, exactamente. Yo no creo que esto lo haya hecho una mente perversa y la haya extendido por el mundo. Sinceramente, no lo creo.

Para terminar, eres un reconocido economista que hablas claro y con un fuerte realismo. Pero… ¿se puede dar algún mensaje de esperanza a la clase media-baja para los meses que vienen?

Para empezar, la clase media es un invento que se produce después de la segunda guerra mundial que hasta entonces no había existido. Se hace para crear una clase que consuma, ahorre, trabaje, pague impuestos y se reproduzca y que esté a medio camino entre la clase baja y la clase alta que juega en otra liga. A la vez, sirve para comprar la paz social: si el individuo se lleva bien, trabaja, consume y ahorra, tendrá una casita, un coche y te «olvides de teorías revolucionarias» que ahora no toca y tendrá un modelo de protección social : pensiones, subsidio de desempleo, sanidad y escuela pública … la clase media durante unos años funcionó muy bien pero ahora es imparable su reducción porque ha dejado de ser necesaria.

Qué fuerte… ¿Así que con el nuevo modelo seremos todos pobres?

De la clase media tal y como la conocemos ahora, quedará una clase media alta, formada por profesionales de muy alto nivel, y el resto, una gran masa de gente, parcialmente necesaria, se quedará a medio camino entre la contratación temporal, tiempo parcial, renta básica y con unas capacidades adquisitivas bastante reducidas. También lo explico en el libro que te he comentado.

Vaya… yo que te pedía un mensaje algo esperanzador… ¡no puede ser, por lo que veo!

¡Pero esto no es una historia mía, eh! Hay un sociólogo que se llama Richard Sennett que lleva desde los años 80 estudiando la clase media y en diferentes libros ya explica que está en retroceso. Hasta aquí nos lleva el nuevo modelo y el coronavirus simplemente lo ha acelerado todo.

[ENTREVISTA ÍNTEGRA TRADUCIDA DESDE LA REPÚBLICA]

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.