Nueva York habilita una fosa común en la isla de Hart que recibe 25 cadáveres al día

En el estado de Nueva York, el más castigado de los Estados Unidos, hay más de 170.000 personas contagiadas por el Covid-19 y ya hay casi 8.000 muertes a causa de la pandemia.

Drones sobrevuelan la Isla de Hart, Nueva York, donde varios prisioneros entierran a victimas del Coronavirus.

El coronavirus no perdona en el estado de Nueva York. Acumula cerca de 8.000 muertes del total de más de 18.000 de todo Estados Unidos, que ya tiene más personas infectadas que cualquier país del mundo. En la isla de Hart, al este del Bronx, han abierto una gran fosa común donde cada día se entierran, un promedio de 25 cadáveres.

Las autoridades explican que son enterramientos temporales porque los cementerios y las funerarias están colapsados. Pero la cuestión es que en esta isla deshabitada, donde presos enterraban los cadáveres no reclamados, antes había 25 entierros en la semana y ahora se hacen los mismos en un solo día.

En las imágenes obtenidas con drones se ve el trabajo continuado con maquinaria que cava fosas comunes, donde se han comenzado a enterrar ataúdes, unos encima de otros. Unas imágenes que han impactado en todo el mundo. Aseguran que, en el futuro, las familias que lo deseen podrán reclamar los cuerpos para celebrar una sepultura privada. Los cadáveres se entierran en ataúdes de madera con el nombre de la persona muerta por si más adelante alguien reclama el cuerpo.

Imágenes:


Prisioneros en la isla de Hart apilan los cadáveres en una fosa común donde se entierran (REUTERS / Lucas Jackson)

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, se refirió a estos enterramientos en fosas comunes: «Lo que hemos visto es un incremento generalizado de defunciones, y significa que hay muerto más gente con familiares o personas queridas que podamos encontrar. Nos queremos responsabilizar. En la ciudad de Nueva York mueren una media de 25 personas al día en su casa, lo que debido al Covidien-19 se ha incrementado hasta los 200 muertos diarios.

El aumento de defunciones en la ciudad también ha llevado a reducir de 30 a 15 días el periodo que el depósito de cadáveres está obligado a guardarlos. Hace una semana impactó otra imagen de Nueva York: camiones haciendo de morgue ante los hospitales en Central Park.

Vídeo:

Exit mobile version