jueves, 06 de octubre del 2022

El escándalo sobre los tests defectuosos comprados por España se hace más grande

|

Más noticias

- Publicidad -

La nefasta y avergonzante gestión de la pandemia perpetrada por el Gobierno de #Marca España sigue generando titulares de escándalo. No hablamos de sacar el ejército a la calle a patrullar, a comandar ruedas de prensa por militares, a hacer caso mal y tarde, a las acertadas consignas hechas desde Catalunya, para detener la pandemia o del nacionalismo patrio que ha despertado la Covid- 19 al Gobierno del diálogo de socialistas y comunes.

En esta ocasión nos centraremos en los tests comprados por el Ejecutivo español y que han resultado ser un auténtico fiasco. No sólo por dinero tirado directamente a la basura sino por la incertidumbre y los líos que han provocado los hospitales que atienden a los enfermos del nuevo coronaviurs.

- Publicidad -

La totalidad de los hospitales del estado confirmaron la chapuza perpetrado desde la Moncloa: sus análisis internos han corroborado que las pruebas rápidas adquiridas no eran eficientes. En una entrevista en El Mundo, el doctor Julio García, uno de los expertos españoles en Microbiología con más reputación, avisaba «Ninguno de los tests chinos que hemos probado hasta ahora funciona».

Y es que recopilando los informes de los hospitales, ni a la segunda remesa los tests eran fiables. Los centros sanitarios recogen los siguiente datos vergonzosas: los primeros tenían una fiabilidad del 25% y la segunda remesa un 58%. Las quejas han provenido sobre todo de las «regiones históricas» del Estado.

- Publicidad -

Desde Galicia y el País Vasco lo han tenido claro. El comité de dirección de la Xunta ha dicho que los resultados de los tests ofrecidos por el Gobierno «no tienen relevancia clínica«. De hecho, en las tierras gallegas las pruebas rápidas provenientes del Estado ya no se utilizan para la detección de residencias de ancianos, emergencias ni profesionales sanitarios. En Euskadi, el gobierno desconfió desde un principio los tests rápidos ofrecidos por el equipo de Salvador Isla y ha hecho una prueba adicional con PCR cuando los tests españoles daban un resultado negativo.

En Catalunya el escándalo también es latente con sintomas de catalanofóbia: tenemos una empresa catalana, Grupo Met, que tiene capacidad para repartir 1 millón de tests PCR y 200.000 pruebas serológicas por semana. Sin embargo, critican que el Gobierno aún no se haya puesto en contacto con ellos.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.