martes, 04 de octubre del 2022

Escándalo: España en ‘Guerra’ porque varios paises se quedan con su material sanitario de China

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

El ninguneo y poca falta de respeto a España internacionalmente es brutal e histórico. El gobierno español ha denunciado que Turquía se ha apropiado de un cargamento con respiraderos comprados en China por varias comunidades autónomas como Castilla-La Mancha y Navarra.

Al parecer, los componentes para fabricar los respiraderos se compraron en China, pero los aparatos habrían fabricado y montado en Turquía. Una vez el material estaba preparado y cargado en un avión en el aeropuerto de Ankara, la aduana turca en bloqueó la salida y ahora el gobierno turco ha confirmado que no está dispuesto a que los respiraderos salgan del país.

- Publicidad -

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, explicó que el gobierno turco «está poniendo restricciones a las exportaciones de productos sanitarios de amplio espectro, preocupados por poder abastecer su propio sistema sanitario» y les han confirmado que «hoy por hoy «los respiraderos se quedan en Turquía.

González Laya asegura que tanto su ministerio como el de Sanidad están haciendo gestiones para que los turcos dejen salir los respiraderos hacia España y desean que «en el plazo de unas semanas» el material pueda llegar.

- Publicidad -

 Tal como indica la CCMA, «El resultado de las discusiones que hemos tenido es que hasta aquí hemos podido llegar», ha dicho la ministra de Exterior visiblemente enfadada.

La ministra explicó que, fruto de las negociaciones con el gobierno turco, sí se han asegurado que un cargamento pendiente con mascarillas, equipos EPI de protección y gafas llegara el miércoles pasado en España «en las condiciones óptimas». Un avión procedente de Turquía aterrizó el miércoles en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz con 250.000 mascarillas, 20 máscaras anatómicas, 750 protectores oculares, 2.000 trajes EPI y 1.000 litros de líquido desinfectante.

Mascarillas inmovilizadas en Francia

Pero Turquía no sería el único estado que ha optado por asegurarse la provisión de material sanitario muy necesario para detener la pandemia del coronavirus a costa de interceptar elaboraciones y cargamentos destinados a otros países.

Según informó esta semana el semanario francés «L’Express», el gobierno de Emmanuel Macron habría requisado durante 15 días una partida de un millón de mascarillas compradas por España. Formaban parte de una partida de 4 millones de mascarillas que llegaron a comienzos del mes de marzo en el puerto de Marsella.

Las mascarillas las había fabricado en China la empresa sueca Mölnlycke y debían repartirse entre Suecia, Italia y España. Pero el gobierno francés las retuvo tras la orden de Macron de nacionalizar todos los stocks de mascarillas que hubiera en el país cuando empezaron a registrar los primeros casos de coronavirus.

Al final, la presión diplomática ha permitido que las mascarillas llegaran a sus destinatarios finales, pero con semanas de retraso y tras tensas negociaciones entre gobiernos.

Subastas a pie de pista

Con el incremento exponencial de nuevos casos de coronavirus en todo el mundo y con los stocks de material sanitario bajo mínimos, impera la ley del más fuerte. Y la compra de mascarillas, EPIs, gafas, respiradores y todo tipo de material para luchar contra el SARS-CoV-2 se ha convertido en una guerra cuerpo a cuerpo.

Responsables de salud de algunos departamentos franceses han denunciado que, con un cheque delante, negociadores estadounidenses les habían dejado sin el cargamento de material comprado en China en la misma pista de despegue de los aviones:

- Advertisement -

«A pie de pista, los estadounidenses tiran de efectivo y pagan tres o cuatro veces más para los pedidos que nosotros hemos hecho. Es una lucha 24 horas al día.»

Trump prohíbe la exportación de respiradores

El presidente estadounidense ha anunciado que invocará la ley de producción de defensa (una ley desarrollada durante la guerra fría) y prohibirá exportar «los escasos suministros sanitarios y médicos» durante la crisis del coronavirus. Trump dijo que se ha de proteger los Estados Unidos de gente «sin escrúpulos y especuladores».

Según dijo Trump, el Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal de Estados Unidos ya trabajan para impedir la salida de los Estados Unidos y «la exportación de respiradores, mascarillas sanitarias, guantes y otros equipos de protección»:

«Necesitamos estos materiales inmediatamente por nuestro uso doméstico. Los tenemos que tener aquí.»

«La especulación en tiempos de guerra está provocando el acaparamiento y el aumento de precio de los equipos de protección personal necesarios para nuestros heroicos profesionales sanitarios».

El presidente estadounidense también ha ordenado que se facilite que los fabricantes de respiradores de Estados Unidos puedan producir tantos aparatos como sean necesarios para responder a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

La pandemia del coronavirus ha permitido que esta semana se haya visto una escena impensable unos meses antes. Un avión militar ruso ha aterrizado en el aeropuerto de Nueva York cargado con toneladas de material sanitario.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.