domingo, 03 de marzo del 2024

40 sanitarios se marchan indignados de Ifema después de esperar horas sin trabajar: «Ni un mono en patines es capaz de organizar tan mal”

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

El caos en Madrid sigue tambien en línea ascendente sin alcanzar la curva. Tal como explicamos desde las Repúblicas, los diferentes ‘mandos’ en la organización contra la Pandemia del Coronavirus está haciendo estragos entre el personal esencial que la trata. Esta vez le ha tocado al personal sanitario en el campamento montado en los pabellones de Ifema. Cabe recordar que el Código Penal tipifica como delito la conducta de los empresarios responsables al poner a los trabajadores en situación de riesgo por no proporcionarles las medidas de protección establecidas como necesarias y básicas.

Una médica de familia residente de cuarto año que, por quinto día consecutivo, se presentó ayer en el hospital de campaña de Ifema para tener que marcharse horas después porque su nombre no estaba en las listas de ninguno de los controles de los dos pabellones que, hasta ahora, están operativos en el recinto ferial: el siete y el nueve, con 930 pacientes por Covid-19 ingresados.

- Publicidad -

El hospital de campaña montado por el coronavirus se producen hacinamientos de los profesionales en ciertas salas, particularmente en los vestuarios y en las salas de espera donde se aguarda a que se les llame para trabajar. Según aseguran los afectados, en la habitación dónde se cambian de ropa no hay espacio suficiente y se encuentran hacinados, con lo que no pueden respetar el metro de separación necesario para no contagiarse del Coronavirus: “Los que están dentro se encuentran vendidos” se oye decir a los sanitarios que salen por la puerta.

La previsión de la Comunidad para este hospital de campaña es que tenga una capacidad de hasta 5.500 camas y 500 plazas de UCI -las primeras 16 se han instalado este miércoles- con 400 médicos y 400 enfermeras sacados de hospitales, el Summa y los centros de Atención Primaria. Lo que provocó una reorganización que levantó, y levanta, críticas de profesionales, sindicatos y el Colegio de Médicos de Madrid, que ven en esta decisión un “vaciado de la Atención Primaria”.

- Publicidad -

Antes de irse por las bravas, los médicos critican Ifema a los diferentes medios.

“Es lamentable, lamentable. Me voy a mi centro de salud… los centros de Atención Primaria cerrados y nosotros aquí, sin hacer nada, ni un mono en patines es capaz de organizar tan mal…”. Como si las hubieran llevado allí para teatralizar algún tipo de solvencia sanitaria con un ‘vamos sobraos de medicos’, de un postureo por ser la capital y el epicentro de la Pandemia en España, y el más vale que sobren que no que falten típico español, estalla  “¿No hacemos falta? Vale, pero que no nos hagan venir porque en otros lugares sí hacemos y mucha, como en nuestros puestos de trabajo, de donde nos han sacado obligados para trabajar aquí y trabajar es lo único que no hacemos”.

- Advertisement -

Los residentes de cuarto año de medicina de familia -en el último de la especialidad- fueron llamados de forma obligatoria a asistir en Ifema y no tienen equipos fijos asignados previamente. Según indica El País fueron “Forzados, dejando 180 plazas vacías en los centros de salud”, apunta la residente, que añade: “No solo nosotros, también los adjuntos están dejando sus agendas y sus citaciones para estar aquí unas horas mirando al resto y luego tener que volverse a su casa”. Para los médicos adjuntos la presencia en Ifema fue, en principio, una libre elección.

Otro médico se queja energicamente, «Hemos bajado al Pabellón 5 de Ifema y se niegan a vestirnos. Sólo nos dan una bata que no protege y una mascarilla quirúrgica. Ni FPP2, ni nada de nada. El peor día de todos». «Se han desmontado los parapetos donde nos vestíamos y desvestíamos». «¡No hay EPIs (equipos de protección individual) en Ifema, no hay planillas de turnos! Se ha desmantelado la zona de descontaminación». Un caos.

La iniciativa de este campamento ‘salvaje’ está inspirada en las ‘Arcas de Noé’ de la ciudad china de Wuhan, epicentro de la pandemia mundial. Este tipo de instalaciones llamadas ‘Arcas de Noe’ estuvieron abiertas durante algo más de un mes y allí se atendieron los casos leves para intentar contener la expansión del coronavirus. Pero allí funcionó como un reloj, aquí lamentablemente, una vez más, la organización, es #MarcaEspaña.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.