domingo, 05 de febrero del 2023

Militares de la UME se despliegan en España de forma como se haría en un Estado de Excepción

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Hemos pasado de Estado de Alerta a Estado de Excepción. La UME (Unidad Militar de Emergencias) están patrullando, muy a la americana, desde ayer en las ciudades de España dentro de la operación Balmis, para “controlar el coronavirus” por toda España. El Ejército se ha desplegando en Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza, León, Las Palmas, Tenerife y desde primera hora de esta mañana en Galicia.

Ese es el nombre que le ha dado el Ministerio de Defensa al despliegue previsto para luchar contra la propagación del coronavirus en España. Por ejemplo, durante la jornada de este martes de madrugada las fuerzas militares de la Brilat se desplegaron en la ciudad de Vigo, adonde mañana llegarán más soldados, pero no más médicos ni enfermeras, como reclaman.

- Publicidad -

Hasta el momento no ha trascendido el número de militares de la UME que se desplegarán en cada una de las diferentes regiones de España sobre el total, aunque sí se sabe que “su misión principal se centrará en la vigilancia de infraestructuras críticas, como las estaciones de trenes y de autobuses, además del puertos en el caso de ciudades marítimas, según Defensa. Algunos con trajes bioquímicos:

- Publicidad -

Hay que recordar que el Ejército ya está ya desplegado en 14 ciudades españolas y la intención de Defensa es que en los próximos días los militares tengan presencia en todas las comunidades españolas, para «blindarla» militarmente como si de otra época preconstitucional se tratara. Que en alguna poblaciones como Sevilla se ve como un jolgorio:

- Advertisement -

Defensa ha escogido el nombre de Balmis en homenaje al médico militar español Francisco Javier de Balmis, responsable de la expedición que llevó la vacuna de la viruela a América y Filipinas. Este lunes eran ya más de mil militares de la UME los que están desplegados en España. Para el final dejan Euskadi y Catalunya:

El Ejército gusta en España

Margarita Robles, la ministra de Defensa, dictó una resolución que habilita a los militares para garantizar la prestación de todos los servicios, ordinarios o extraordinarios, en orden a la protección de personas, bienes y lugares, y para poner a disposición de la autoridad competente las capacidades de la Unidad Militar de Emergencias. Pero nadie ha pedido ni ve en, por lo menos todavía, esa utilidad, como en Tenerife:

Además de aquellas otras capacidades de las Fuerzas Armadas y del Ministerio de Defensa, al menos, en materia de policía militar, [por si el virus trae soldados a quien vigilar] transporte logístico terrestre, aerotransporte general y capacidades de aerotransporte medicalizado, control de tráfico aéreo, de la navegación marítima, puertos y aeropuertos, alojamientos logísticos y establecimiento de campamentos militares. Vamos todo un Estado de Excepción, previo a un Estado de Sitio militar:

De una manera encubierta se está llevando a cabo el Estado de Excepción, muy del agrado de España, que coincide con la situación actual, y permite a la autoridad gubernativa, -portando armas de guerra- ejercer las siguientes medidas:

Estado de Excepción (previo al de guerra)

  • detener a cualquier persona si lo considera necesario para la conservación del orden, siempre que, cuando menos, existan fundadas sospechas de que dicha persona vaya a provocar alteraciones del orden público
  • disponer inspecciones, registros domiciliarios si lo considera necesario para el esclarecimiento de los hechos presuntamente delictivos o para el mantenimiento del orden público
  • intervenir toda clase de comunicaciones, incluidas las postales, telegráficas y telefónicas. Dicha intervención sólo podrá ser realizada si ello resulta necesario para el esclarecimiento de los hechos presuntamente delictivos o el mantenimiento del orden público
  • intervenir y controlar toda clase de transportes, y la carga de los mismos
  • prohibir la circulación de personas y vehículos en las horas y lugares que se determine, y exigir a quienes se desplacen de un lugar a otro que acrediten su identidad, señalándoles el itinerario a seguir
  • suspender todo tipo de publicaciones, emisiones de radio y televisión, proyecciones cinematográficas y representaciones teatrales. Igualmente podrá ordenar el secuestro de publicaciones.
  • someter a autorización previa o prohibir la celebración de reuniones y manifestaciones
  • prohibir las huelgas y la adopción de medidas de conflicto colectivo, cuando la autorización del Congreso comprenda la suspensión de los artículos veintiocho, dos, y treinta y siete, dos de la Constitución
  • proceder a la incautación de toda clase de armas, municiones o sustancias explosivas
  • ordenar la intervención de industrias o comercios que puedan motivar la alteración del orden público o coadyuvar a ella, y la suspensión temporal de las actividades de los mismos, dando cuenta a los Ministerios interesados. Podrá, asimismo, ordenar el cierre provisional de salas de espectáculos, establecimientos de bebidas y locales de similares características
  • ordenar las medidas necesarias de vigilancia y protección de edificaciones, instalaciones, obras, servicios públicos e industrias o explotaciones de cualquier género
  • suspender del ejercicio de su cargo a funcionario o personal al servicio de una Administración pública o entidad o instituto de carácter público u oficial que favoreciese con su conducta la actuación de los elementos perturbadores del orden
El Ejército se está despleganc¡do con la UME en España como no lo han hecho ni Italia ni China, ni nigún otro país.
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.