Recuerdo a Salvador Puig Antich, victima de Franco y de España

El 2 de marzo de 1974 el franquismo ajustició con "garrote vil" a este inocente –las pruebas posteriores así lo indican, donde mintió la policía, mintieron los médicos forenses, mintió la justicia- como castigo ejemplar por parte del Estado español.

Hoy 2 de marzo, se cumplen 46 años del asesinato por ejecución, del inocente Salvador Puig Antich. Al joven Salvador, nacido en Barcelona el 30 de mayo de 1948, le fué arrancada la vida impunemente, y siendo inocente, con 26 años al ser ajusticiado por ‘garrote vil’ en tiempos del dictador Franco. Ese día fué ejecutado tambien un delincuente supuestamente polaco, Heinz Ches, que despues resultaría ser alemán.

Mucho se ha hablado ya del miserable asesinato de la España franquista a Puig Antich. Este fue un anarquista y antifascista español, apodado el Metge (‘el Médico’ en catalán) que formó parte del Movimiento Ibérico de Liberación (MIL), organización anticapitalista que apoyaba la agitación antifranquista y fomentaba la lucha obrera.

Recordando el indigno juicio, en uno de los documentos que se declasificarón hace poco, aparece bajo el titulo uno que dice: “Informe técnico jurídico sobre los puntos irregulares más relevantes de la causa militar ordinaria 106/IV/73”, donde los servicios de inteligencia del Estado hacen un listado de “irregularidades” tanto “sumariales”, es decir, durante la tramitación de la causa, como “en el plenario”. Este dice así:

Aproximadamente a las 19 horas del día de hoy un grupo de funcionarios de la brigada social en número de seis que se hallaba apostado en los alrededores de la calle Gerona, número 70, esperando la presencia de un miembro del Grupo MIL –Movimiento Ibérico de Liberación–. Al aproximarse éste último, se acercó para proceder a su detención.

Uno de dichos individuos, sacó un arma de fuego y disparó sobre uno de los inspectores, alcanzándole con cuatro disparos que le produjeron la muerte casi instantánea. Al intentar huir el agresor fue herido y detenido así como su compañero.

El inspector fallecido es D. Francisco Angüas Barragán. El autor de los disparos es Francisco Javier Garriga Paytuví y el otro detenido es Salvador Puig Antich”.

Ese documento, donde todos mintieron, quizá redactado con la urgencia y la tensión del momento, arroja dos elementos llamativos: hablan de cuatro disparos (no tres como decía la autopsia), tampoco de cinco (como declararon en primera instancia tres médicos del Hospital Clínic).

Y, por otro lado, y lo más significativo. Sitúan a Garriga Paytuví como el autor de los disparos y no a Puig Antich, quien acabó pagando por ello con la pena capital. Nada más que añadir, hoy se cumplen 46 años del asesinato de Estado. Simplemente recordar que, Carlos Rey, el hombre que firmó su sentencia de muerte, es hoy abogado de la casposa Alicia Sánchez Camacho.

Diario del 2 de marzo de 1974 donde se anuncia la ejecución del catalán Salvador Puig Antich y alemán Heinz Ches.

Redes:

«El asesinato de Puig Antich lo ejecutó un Estado «en cumplimiento de la ley». Desde Bélgica, como en la mayoría de Estados democráticos, se levantaron voces que discutían esta legalidad».

Uno de los emotivos vídeos que se han hecho desde peliculas sobre a Puig Antich:

Salir de la versión móvil