Un dirigente de Vox le parte la cara literalmente a una persona con un puño americano

El agresor se acercó por la espalda a la víctima, a quien destrozó la cara y acto seguido huyó con el coche.

Justo cuando hemos informado de las palabras de un dirigente en el escándalo desde dentro del partido de la ultraderecha Vox, damos otra notícia escabrosa sobre otro dirigente de la misma formación.

Los hechos se produjeron el pasado 16 de diciembre en Estepona, en la urbanización La Resina. El dirigente de Vox, le destrozó la cara a un compañero de trabajo de su expareja. El agresor vio el coche de su exmujer, de quien se estaba separando, aparcando junto al de su compañero de trabajo y ahí empezo la agresión.

En un ataque de rabia y celos, ya que el agresor consideraba a la victima la culpable del fin de su matrimonio, aprovechó que éste procedía a subir al vehículo, para atacarle. El agresor y número dos de VOX se acercó por la espalda con un puño americano entre sus dedos para tal salvajada. Abalanzandose sobre él y golpeandole fuertemente en el rostro, no paró hasta destrozarselo.

La víctima fue trasladada al Hospital Costa del Sol y atendida, posteriormente, en el área de Cirugía Maxilofacial del Hospital Civil de Málaga. El que fuera el número dos de Vox en Manilva se entregó en la comisaría de Estepona y fue detenido por presuntos delitos de agresión y malos tratos en el ámbito familiar y puesto a disposición judicial.

Después de esta brutal agresión, Álvarez Sánchez fue detenido, y la víctima ha sido operada porque tenía muchas fracturas en su rostro, y le han implantado placas en la zona facial. Después de los hechos, un joven que pasaba por allí, llamó a los servicios de emergencia y avisó a la policía, la cual no tuvo que investigar nada, porque el agresor se entregó tras huir con el coche del lugar de los hechos, y admitió «perder la cabeza». Como era de esperar, también se dio de baja del partido de ultraderecha.

Salir de la versión móvil