viernes, 12 de agosto del 2022

La Guardia Civil humilla a un ciudadano belga con cáncer de colon por no hablar en castellano

|

Más noticias

- Publicidad -

Policía #MarcaEspaña. La Plataforma por la Lengua ha pedido este martes una reunión de urgencia con la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, para denunciar un caso claramente de discriminación lingüística a un ciudadano belga residente en Bigues i Riells (Barcelona).

Según relata la organización, que ha prestado asesoramiento jurídico al hombre, éste sufrió una situación de vejación en el Aeropuerto del Prat el 9 de diciembre pasado por el hecho de comunicarse con la Guardia Civil en catalán.

- Publicidad -

El cuerpo policial español obligó a mostrar el contenido de la bolsa recolectora que el pasajero llevaba a consecuencia de un cáncer de colon, y terminó siendo denunciado por «alteración del orden público» y posteriormente por «negarse a cooperar con la policía «.

La Plataforma ha acompañado este martes a quien consideran una «nueva víctima de la discriminación lingüística por parte de los cuerpos policiales españoles» a presentar una denuncia de su caso ante la Delegación del Gobierno en Cataluña.

- Publicidad -

Incidente

Todo comenzó cuando el ciudadano de Flandes, con iniciales K. C. se disponía a cruzar el arco de seguridad del Aeropuerto del Prat el 9 de diciembre cuando un guardia detenerlo para pedirle que enseñara que llevaba bajo la ropa. Al tratarse de una bolsa de estoma, colocada tras una operación de cáncer de colon, el pasajero mostró sus reticencias visualizarla porque «no era agradable de ver».

- Advertisement -

El guardia de seguridad llamó a dos agentes de la Guardia Civil que también exigieron al viajero que hablara en castellano y que les enseñara el bolso que llevaba. «Ante la insistencia y la angustia que le generaba la situación», relata la Plataforma, además de la dificultad comunicativa, K.C. terminó cediendo y se bajó los pantalones para enseñar el recipiente. En este momento los agentes se «abalanzó» sobre el ciudadano belga y redactaron una primera denuncia contra él por «alteración del orden público».

Ya en una sala pequeña, los policías le ordenaron que se desnudara para mostrar el estoma, pero a la vez le dijeron que no bajara los pantalones. Le registraron el equipaje y le pidieron la localidad de residencia. Como no sabe hablar castellano y lo entiende con dificultad, argumentó a los agentes que había aprendido catalán porque es lo que se habla en el pueblo donde reside. Cuando les advirtió que habían escrito mal el nombre de su pueblo, le pusieron una segunda denuncia por «negarse a cooperar con la policía».

La ONG del catalán recuerda que según el estatuto básico del empleado público, es una obligación garantizar «la atención al ciudadano en la lengua que lo solicite siempre que sea oficial en el territorio».

Tuit:

? «Kris explica a los medios la discriminación lingüística que sufrió por parte de la Guardia Civil en el Aeropuerto de El Prat».

?♂️ «Estamos en la delegación del gobierno español para acompañarlo a presentar una denuncia por este caso. # ProudeCatalanofòbia»

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.