jueves, 29 de septiembre del 2022

La Democracia debe condenar el grave escándalo de apología al Fascismo en el Ateneo de Madrid, especialmente la de Europa y su Comisión

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Increíble, pero cierto y vergonzoso para cualquier demócrata. Camisas azules. «¡Arriba España!». El canto del Cara al Sol. Yugos y flechas. No estamos en los años 30. Esta escena se produjo el pasado sábado 26 de octubre en el salón de actos del Ateneo de Madrid, que sobrevive gracias al Estado, dinero que aportan todos los ciudadanos, que acogió la conmemoración de la fundación de Falange Española de las JONS y se desplegó simbología que enaltecía el fascismo. 

Uno de los protagonistas del acto fue el periodista Eduardo García Serrano, que al final de su discurso lanzó el grito de «¡Arriba España!» mientras realizaba el saludo fascista. A continuación el jefe nacional de La Falange, Manuel Andrino, tomó la palabra y finalmente Norberto Pico, jefe de Falange Española de las JONS, clausuró la reunión. Al terminar las intervenciones, los asistentes, portando banderas de Falange, entonaron el Cara al Sol y tras concluir el acto se dirigieron al Congreso de los Diputados para realizar una foto grupal.

Asistentes fascistas y falangistas en el Ateneo de Madrid, subvencionado con dinero público, que dilapida constantemente.
- Publicidad -

¿Cómo es posible que el Gobierno socialista, que proclama a los cuatro vientos que España es un país de “plena democracia” cuando se trata de ‘presionar’ al gobierno/justica belga para extraditar al presidente legítimo en el exilio Puigdemont, no condene la alabanza, defensa o justificación del fascismo, que si hacen el resto de países de Europa. Una cosa es la ultraderecha política, otra enaltecer y exaltar al puro fascismo.

Este es un Tuit avisando del evento que había dado lugar:

- Publicidad -

«el@ateneodemadrid
el 26.10.2019, el evento de #Falange, #Madrid, #Spain. Imagina tal evento del #NSDAP (con «¡Heil Hitler!» + «¡La bandera alta!») En #Berlin en 2019. Un estado de #law, querida
@RegSprecher»

 
@AuswaertigesAmt
@Bundesrat
 #ThisIsTheRealSpain

Vídeo:

- Advertisement -

Vídeo de la Falange:

Discurso integro de uno de los protagonistas del acto, el periodista Eduardo García Serrano, no apto para cardíacos:

El falangista García Serrano.

¿Qué dice la Comisión Europea sobre la exaltación al Fascismo?

Primero hay que recordar que la Comisión Europea ya ha condenado la apología nazi y fascista en España. La última por una denuncia sobre las Jornadas Visigóticas de Guadamur. Fue en mayo de 2016, cuando Izquierda Unida de Toledo denunciaba públicamente la proyección de imágenes de Hitler, Himmler o Franco durante el transcurso de las Jornadas Visigóticas de la localidad de Guadamur.

Proyecciones de Facistas en la jornada «Lux Gothorum» tal como se denominaba el espectáculo, incluido dentro de las IX Jornadas Visigodas, organizadas por el Ayuntamiento del PP de Guadamur, Toledo. La proyección sobre la fachada del castillo se pudieron ver las imágenes de Franco, Hitler, Pétain y Himmler,

El 5 de agosto de 2016, coincidiendo con el 80 aniversario del fusilamiento de las 13 Rosas por el fascismo asesino de Franco y demás golpistas, la Comisión Europea le daba la razón a Izquierda Unida.

De hecho la Comisión exponía que: “condena todas las formas de racismo y xenofobia, pues van en contra de los valores sobre los que se sustenta la Unión Europea”. Señalaba la Comisión que son los Estados que han convivido con este horror los que deben abordar la solución del problema apoyándose en la propia Comisión Europea, que podrá instar “al debate y al intercambio de experiencias, además de promoviendo buenas prácticas, en concreto en el marco del programa Europa con los ciudadanos”.

Dice la resolución de la Comisión Europea, que los Estados están obligados a “a tipificar como delito la incitación pública a la violencia o al odio, incluida la negación, la apología y la trivialización flagrante de los crímenes de guerra, genocidios y crímenes de lesa humanidad, incluido el Holocausto”.

A pesar de estas obligaciones internacionales, España y sus autoridades, mantienen la competencia para “investigar, procesar o juzgar los casos individuales de delitos de incitación al odio”. Incluso, si España quisiera, podría recibir ayuda europea para “la formación sobre la investigación y el enjuiciamiento de los delitos motivados por el odio, además de garantizar una financiación específica de apoyo a las víctimas”.

Por lo tanto, España, con caracter de urgencia, a pesar de ir por libre y saltarse esa OBLIGACIÓN, debería responder la primera rechazando de plano esa incitación pública de exaltación al fascismo ocurrida en el Ateneo, por decencia a la Democracia. O el monstruo creado por el Estado, le autodevorará cuando le de la espalda.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.