El presidente del TS Lesmes advierte de la «ceguera irracional» de una «exigua» parte de Catalunya tras la sentencia del Procés

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), asegura que los ataques al Estado no quedarán "impune", respaldado por el auditor presidente del Tribunal Militar Central, general consejero togado Carlos Melón Muñoz, que califica de "burdos, contumaces y ataques" de quienes vulneran la Constitución.

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, se ha mostrado especialmente duro este martes con los acontecimientos que están teniendo lugar en Catalunya tras conocerse la sentencia del juicio farsa al ‘Procés’ y ha destacado, durante su discurso formal con ocasión de la Apertura del Año Judicial en la jurisdicción militar, la importancia de la «firmeza» del cumplimiento de la Ley frente a la violencia utilizada en Catalunya por una «exigua» parte de la sociedad que actúa «cegada por la irracionalidad».

Citando expresamente a Catalunya, lo que no suele ser habitual en sus discursos institucionales, Lesmes se ha referido a lo acontecido en las últimas semanas en un acto en el que también estaban presentes la fiscal general del Estado, María José Segarra y el presidente del Tribunal Militar Central, el consejero togado Carlos Melón Muñoz, además de numerosos miembros de la cúpula judicial castrense.

Lesmes ha atribuido estos hechos a «una exigua pero estrepitosa parte de la sociedad, conformada por ciudadanos cegados por la irracionalidad» que a su juicio «están atacando de manera frontal la base» de la democracia, «pretendiendo quebrar mediante la fuerza y la violencia el modelo de convivencia sobre el que se asientan los principios básicos» de la sociedad, y «los pilares de la España constitucional, que no son otros sino el respeto a la ley y a los derechos y libertades de los demás».

Al inicio de su intervención, el presidente del Poder Judicial se ha referido a los hechos de las últimas semanas como «preocupantes» y ha utilizado para ilustrarlos una cita de Sófocles, el autor griego paradigma de la desobediencia a la Ley, quien escribió que un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo».

«Pues bien, creo que es justamente en circunstancias como las que se dan en Catalunya, en momentos de zozobra e indeterminación como los actuales, cuando, para evitar que nuestras naves caigan en ese abismo del que habló el poeta griego, debemos reafirmar con absoluta rotundidad nuestro convencimiento de que sus timones deben ser manejados exclusivamente por el pleno respeto a la legalidad y desde el Estado de Derecho, como pilares inmutables sobre los que se asienta la convivencia pacífica de los ciudadanos», ha añadido Lesmes.

Frente a todo ello, ha subrayado que únicamente con las convicciones en los valores democráticos, así como «en la efectividad del pleno sometimiento a la ley no sólo por parte de la ciudadanía sino también por parte de los diversos poderes del Estado», puede una sociedad «superar las distintas dificultades y desafíos que se le van planteando en cada periodo histórico».

Para Lesmes, «sólo hay un objetivo claro en esa combinación de las distintas funciones que cada uno debe llevar a cabo desde su respectivo ámbito», que es la defensa de laConstitución de 1978 a la que se ha referido como el «alma del Estado».

Por su parte, el auditor presidente del Tribunal Militar Central, general consejero togado Carlos Melón Muñoz se ha referido también, aunque sin citarla expresamente a la situación de Cataluña tras definirse como «orgulloso de ser soldado y miembro del poder judicial».

En este punto se ha referido a la labor de jueces y fiscales es procedimientos «por todos conocidos» -en clara alusión a los procedimientos derivados del ‘procés’ independentista- como «garantes del orden constitucional y el disfrute de derechos y libertades de los ciudadanos» frente a «burdos, contumaces y reiterados ataques» de quienes vulneran los principios constitucionales.

Escaso índice de criminalidad militar

La única que no ha hecho alusión expresa a la situación en Cataluña ha sido la fiscal general del Estado, que ha leído un discurso más centrado en la jurisdicción militar de la que ha destacado el «escaso índice» de criminalidad tanto en las Fuerzas Armadas como en la Guardia Civil «pese a constituir una profesión de riesgo, sometida a continuas situaciones de tensión y fatiga».

Entre los datos estadísticos que ha ofrecido, se ha referido Segarra a un incremento global del 40% en el índice de condenas por delito con relación al año 2017, al pasar de un número total de 132 delitos condenados en 2017 a 184 condenas en 2018. Ha añadido no obstante que dicho incremento se explica por la concentración en el año 2018 de vistas para sentencia correspondientes a causas de notable antigüedad, que afectan en particular a delitos contra el patrimonio.

También se ha referido Segarra a la Fiscalía Jurídico Militar como modelo de integración de la mujer en la profesión militar. Mientras que el porcentaje de mujeres en las Fuerzas Armadas es aproximadamente de un 12,8 por ciento, frente al 87,2 por ciento de hombres, en el caso de los y las fiscales que integran la Fiscalía Jurídico Militar el porcentaje de mujeres se eleva al 44,4 por ciento, «lo que convierte a la Fiscalía Jurídico Militar en el órgano con mayor presencia de mujeres militares en puestos de relevancia».

Salir de la versión móvil