miércoles, 05 de octubre del 2022

Magistral lección de democracia de Carles Puigdemont publicada en un medio de Rusia

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

El ex President Catalán en el Exílio, Carles Puigdemont, ha dado su parecer a un importante medio de comunicación de Rusia -el segundo de toda la Federación- (Prensa, Radio, Redes, etc) [Exclusiva kp.ru] con una brutal exposición sobre la situación del Procés y los problemas de la Democracia en Europa.

Así lo anunciaba desde su cuenta de Twitter:

- Publicidad -

«Así, hace dos años, Catalunya comenzó su camino para convertirse en una república independiente…«

Desde Las Repúblicas la ofrecemos «INTEGRA Y TRADUCIDA»; la Columna en el Diario por parte de Puigdemont, y la opinión de la Redacción, del medio ruso. Esta es:

- Publicidad -

Redacción

El 27 de octubre de 2017 Catalunya proclamó la independencia de España. El Madrid oficial no apreció las aspiraciones de Barcelona, y a continuación introdujo la policía. El presidente autonómico, Carles Puigdemont, se vio obligado a huir a Bruselas bajo la amenaza de la privación de libertad. Pero otros 12 líderes del movimiento por la independencia (o, si se prefiere, separatistas) fueron arrestados. Recientemente el Tribunal que condenó a la «docena catalana» a una larga condena, concluyó su mandato.

- Advertisement -

En las calles de Barcelona, una vez más, como hace dos años, empezaron las manifestaciones masivas. Por ejemplo, los manifestantes comenzaron a bloquear el aeropuerto, las autopistas e infraestructuras. La policía y las fuerzas especiales dispersan a los manifestantes, a veces muy duramente. ¿Qué le espera a la península Ibérica – y por qué la Unión Europea puede perder el derecho a ser considerada un «punto de referencia de la democracia»? – El ex presidente de Catalunya en el exilio, Carles Puigdemont, escribió una columna sobre esto especialmente para el «KP»:

Carles Puigdemont

Así, hace dos años Catalunya comenzó su camino para convertirse en una República independiente. Sabíamos, que no sería rápido, fácil e indoloro, pero también sabíamos, que si queremos sobrevivir como sociedad, solo tenemos este camino. Todos los demás  fracasaron 40 años después de la aprobación de la actual Constitución española.

Las duras represalias, que actualmente el estado español ha desencadenado en respuesta a las palabras de la sociedad catalana, confirman el colapso del régimen establecido después de la transición de España a la democracia [después de la muerte del dictador Francisco Franco en 1975 – nota de la redacción] No hay propuestas políticas para resolver la crisis Catalana, no hay diálogo, no hay respeto por la sociedad catalana que ha asumido la responsabilidad de su futuro. Sólo prisión, exilio y amenaza en los últimos dos años.

Por lo tanto, sabemos, que es un camino lleno de dificultades y dolor. Las condenas de las que se sabe hace unos días -de 9 a 13 años de prisión por la organización del referéndum- son un mensaje del estado español, que apareció en la cabecera de la cama en la que murió el dictador Franco. El actual rey de España ha asumido la responsabilidad de cumplir sin palabras la tarea, que el auto-conductor fascista le dio al padre, el rey Juan Carlos I, un día antes de su muerte: «todo lo que pido es preservar la unidad de España». Para el régimen de 1978 [año de aprobación de la actual Constitución del Reino – nota de la redacción] la unidad tiene un valor predominante sobre la libertad, la democracia y la coexistencia. [españoles, catalanes].

Carles Puigdemont.

La lucha por la libertad es la responsabilidad de cada persona, especialmente cuando se trata de la libertad colectiva. Nada de lo que disfrutamos hoy en Catalunya se ha logrado sin las víctimas de las generaciones anteriores, y la historia rusa es un ejemplo. No tenemos derecho a poner nuestra comodidad sobre la comodidad de nuestros hijos y nietos. No somos propietarios de nuestro tiempo: este es el crédito que nos otorgan las generaciones futuras. El bienestar de las generaciones actuales puede convertirse en un declive, al que condenamos a las generaciones futuras.

Hemos intentado todos los medios posibles antes de pensar en convertirnos en un estado independiente. La mejora del gobierno, las nuevas relaciones fiscales [con Madrid] – pero nada fue aprobado. Nos enfrentamos a la incapacidad de la política española para llegar a un acuerdo: la idea de cualquier pacto [con Catalunya] se asocia en la cultura política española con la cobardía: «Celebrar acuerdos es de cobardes”. Ceder, «de débiles»

El 10 de noviembre España celebrará la cuarta elección legislativa en cuatro años, ya que ninguno de los partidos españoles pudo llegar a acuerdos para formar gobiernos de coalición. Si los ganadores [ahora] no pueden gobernar solos, volverán a convocar elecciones.

¿Cuál sería el camino a seguir si se cerraran todas las puertas del diálogo? Además de luchar por ser una República independiente, defendemos la democracia porque es la mejor manera de proteger nuestra dignidad.

¿Y La Unión Europea? Es doloroso admitir que las instituciones políticas europeas lo ven y lo silencian. La UE permite a la policía de uno de sus Estados miembros aplicar la violencia contra sus ciudadanos. Europa permite a España definir el orden del día y sufre una vergüenza cuando hay 3 diputados en el Parlamento europeo que han recibido más de 2 millones de votos en las elecciones de mayo, pero no pueden reunirse allí. [Según la ley, estos diputados deben someterse al acatamiento de su cargo presencialmente y recoger su acta de diputado en la capital del Estado, es decir, Madrid, pero Puigdemont, que vive en el exilio en Bruselas, se negó, creyendo enérgicamente que a su llegada a España sería detenido inmediatamente – nota de redacción]

Si a la UE no le importa, que la lista de los ganadores de las elecciones de mayo al Parlamento europeo por Catalunya, que he dirigido, se haya quedado sin representación, entonces la Unión Europea está de acuerdo en dejar de ser la guía Democrática indiscutible que se ha permitido dar lecciones a la democracia en todo el planeta.

Es por eso que insistimos, la crisis catalana es una cuestión paneuropea. Aunque Bruselas siga mirando hacia otro lado.

Carles Puigdemont i Casamajó

Redacción

Basándose en los principios de la ética periodística, creemos que es necesario dar a conocer brevemente al lector los argumentos ‘de la otra parte’. Según la opinión oficial de Madrid, los líderes catalanes condenados no son políticos, sino que son considerados como criminales, los acusan de «incitación a la rebelión» y «malversación». 

El referéndum sobre la independencia de Catalunya el 1 de octubre de 2017, según la versión de España, es insostenible, ya que con el 90% de los votos «por» participación fue sólo 43% (este argumento, sin embargo, puede ser cuestionado, ya que la participación en las elecciones para el Parlamento europeo – 2014 fue aún menor: 42,5%, lo que no hace que la principal legislatura de la UE sea ilegal).

La posición oficial del Ministerio de asuntos exteriores de la Federación de Rusia sigue siendo la misma: «Moscú considera que la crisis catalana es un asunto interno de España».

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.