La pobreza material severa aumenta en España y afecta ya al 5,4% de la población

La tasa AROPE, que es el indicador europeo que mide el riesgo de pobreza, afirma que la cifra actual es, un 50% superior a la registrada en 2008.

España se hunde en la miseria, inexorablemente, así de obvio. La privación material severa aumenta en España, y afecta al 5,4% de la población en 2018 frente al 5,1% del año anterior, según el 9º Informe 2019 «El Estado de la Pobreza», presentado este miércoles 16 de octubre en el Senado por la Red Nacional de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Esto se traduce en que hay 2,5 millones de personas en España que no pueden permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días, ni mantener la vivienda con una temperatura adecuada ni tienen capacidad para gastos imprevistos o para comprar una televisión o un teléfono móvil.

«Este indicador es especialmente grave porque hace referencia a las personas que no pueden alimentarse adecuadamente, es el ejemplo más gráfico de que las peores situaciones de las personas no se afrontan», ha alertado el presidente de EAPN, Carlos Usías, durante la presentación del documento, con motivo de la celebración este jueves 17 de octubre del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

El trabajo se basa en la tasa AROPE, que es el indicador europeo que mide el riesgo de pobreza, y en datos oficiales. A pesar de que el dato de pobreza material severa es menor que el de hace cuatro años, pues en 2014 afectaba al 7,1% de la población, la cifra actual es, sin embargo, un 50% superior a la registrada en 2008 (3,6%).

Además, esta situación afecta más a los jóvenes entre 16 y 29 años (7%); a una de cada ocho personas que viven en familias monoparentales(12,4%), o a una de cada seis personas extranjeras provenientes de países extracomunitarios (16,1%). Aunque los de mayor edad no se escapan de la delicada situación de probeza en España.

Exit mobile version