domingo, 05 de febrero del 2023

Corrupción en las Fuerzas Armadas: ‘Protocolos’ que se silencian vilmente

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Las Fuerzas Armadas se pueden acabar ahogando en sus propios lodos. Ahora han sido transformadas en el brazo armado de tendencias políticas ultraderechistas denigrando toda posibilidad constitucionalista que llegó a tener tras la muerte del dictador, pero que ahora ha renacido con más fuerza. Incluso se han pasado a la política. Los protocolos, como por ejemplo el de acoso, se los pasan por la culata del fusil.

Hace unos lustros hubo algunos demócratas representantes en sus filas. Quizás ilusos que creían que tras el ‘asentamiento’ de la pseudo democracia en España se podía constituir un Ejército libre de ideologías y al servicio del país. Error, ahora las FFAA son más fascistas que nunca y supervisan como siempre a su Justicia Militar. En cualquier tipo de denuncia «laboral castrense». El control sobre ella corre el peligro de perderse definitivamente.

- Publicidad -

Desde el término de la dictadura hasta ahora han pasado muchas cosas en el Ministerio de Defensa, pero lamentablemente los gestos que se han hecho de parte de los representantes de las Fuerzas Armadas siempre se han quedado cortos. La bajeza en la que cayeron estas instituciones fue tan grande que lo que se hubiera necesitado para restituir su honor habría requerido acciones mucho más radicales que las que se llevaron a cabo.

El Capitan General del Ejército Felipe VI.

En las Fuerzas Armadas existe un protocolo, donde vienen reflejadas unas pautas a seguir ante estos casos. Protocolos que se silencian ante las contínuas denuncias. Porque por mucho que quiera ocultarlo el Ministerio de Defensa, cada día nos damos cuenta de que existen más y, tristemente, muchos soldados se ven tratados con la mayor crudeza y frialdad por superiores y juristas castrenses.

- Publicidad -

El pacto de silencio frente a los atropellos está siendo mantenido y la entrega de antecedentes a los Tribunales que sin duda las hubiera alejado de los problemas del pasado, limpiando su imagen, está siendo siempre negada. La justicia militar se transformó en el principal órgano encubridor de estos crímenes. Ahora esperemos que la ordinaria cumpla esa función con la presión. Ejemplos no faltan. Artículos que así lo testifican, cada día más…

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.