Posible escándalo real: Letizia abandona a don Felipe y se va con su amigo ‘especial’

Según fuentes cercanas, las broncas están a la orden del día en el matrimonio y la paciencia se les está acabando a los dos hasta el extremo que algunos expertos han llegado a plantearse el divorcio 'oficial', algo insólito en la historia de la monarquía española.

La Familia Real española tiene rancio abolengo en cuanto a amoríos, amantes, escarceos, affaires, romances, escapadas, y todo lo que tenga que ver con el mundo del corazón. No hay mejor ejemplo que la reciente relación de Juan Carlos I, el rey emérito con su ‘amiga’ Corinna, que le ha costado la separación en la convivencia, o algo más, de Sofía, la anterior reina.

Pero esa tradición real continua, hace tiempo que suenan con fuerza los rumores de crisis entre los reyes actuales. El fuerte carácter de Letizia habría provocado el hartazgo de Felipe VI y las discusiones entre ellos podrían estar a la orden del día. De hecho, se ha estado especulando que ambos podrían estar pasando sus vacaciones privadas por separado. Ahora, se ha filtrado una escandalosa noticia que ha hecho temblar los cimientos de Zarzuela. La consorte ha disfrutado del verano en compañía de otro hombre…

Desde que Letizia aterrizó en Zarzuela, ha estado imponiendo normas y estrictas rutinas a su antojo. Según cotilleo.es este despotismo ha sacado de quicio a todo el personal de palacio, pero también a gran parte de la familia real, incluso a su marido Felipe VI. El rey se ha cansado de sus desplantes a la corona y de su falta de compromiso con sus obligaciones como consorte. Según fuentes cercanas, las broncas están a la orden del día en el matrimonio y la paciencia se les está acabando a los dos. De hecho, algunos expertos ha llegado a plantearse el divorcio, algo insólito en la historia de nuestra monarquía. “Tiempo al tiempo”, avisaba Jaime Peñafiel en su columna de El Mundo.

De hecho, los reyes de España han pasado uno de sus peores veranos como pareja. De sobra es conocido que a Letizia no le hace ni pizca de gracia tener que pasar sus vacaciones cautiva en Palma de Mallorca. Para ella, esos días en Marivent forman parte de su trabajo como consorte y no le permiten desconectar de los asuntos de palacio. Por eso, la reina consorte no se lo pensó dos veces a la hora de subirse a un avión y escapar de la isla y su marido, que se quedó unos cuantos días más disfrutando del clima balear.

Unos días por separado

En cuanto Letizia abandonó Palma de Mallorca sin su marido, los más optimistas dedujeron que podría haber regresado a la península para ultimar todos los detalles del típico viaje secreto de los reyes. Pero nada más lejos de la realidad. Según ha podido saber, parece que Felipe VI no se ha reencontrado con su esposa tras su estancia en solitario en la isla balear, sino que ha  puesto tierra de por medio y se ha dejado caer en el otro lado del mundo. Concretamente en Barbados, la pequeña isla caribeña que vio nacer a la célebre Rihanna. Todo apunta a que su majestad está disfrutando del clima tropical en compañía de unos amigos, mientras que el paradero de la reina y sus hijas es todo un misterio. 

Cabe esperar que su aparición conjunta no tardará en llegar, teniendo en cuenta la convulsa situación política de nuestro país. Casa Real tiene un especial interés en limpiar la imagen de la corona y no interesa que los ciudadanos vean a los jefes de Estado tumbados a la bartola mientras planea la sombra de unas nuevas elecciones. Lo único que se sabe con certeza es que Letizia y Felipe han pasado el final de sus vacaciones por separado. De hecho, se ha planteado que la consorte podría estar disfrutando sus últimos días estivales en compañía de otro hombre. 

Todos los años se especula sobre el destino del viaje privado que los soberanos suelen realizar a finales de la canícula, pero lo que no se había barajado es que estas últimas semanas de agosto podrían haberlas pasado por separado. Todo parece indicar que es un deja-vù entre los antiguos monarcas y la actual reina consorte y el rey. De hecho la historia de la monarquia española, mucho más que otras monarquias europeas, han sido pródigas en este tipo de polémicas. Tras el altercado de las infantas con su abuela a la salida de una iglesia se oyó esto: «En un momento determinado, don Juan Carlos le gritó al príncipe: ¡Felipe, divórciate!»

Salir de la versión móvil