martes, 04 de octubre del 2022

El dinero público no es de nadie….

|

Más noticias

Luis Felipe Ospitia Ramirez
Luis Felipe Ospitia Ramirezhttp://www.politicaencachitos.blogspot.com
Nacido el 23 de abril de 1975 en Santa Fe Bogota D.C. Sus dos patrias España y Colombia. Estudió Ingeniería Técnica Industrial en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Implicado en derribar barreras para hacer más accesibles los contenidos a personas con discapacidades visuales y auditivas. Autor de un Audio Blog político con cerca de 100 publicaciones, en continuo proceso de construcción. Residente en Huelva. Militante activo y comprometido en todas las reivindicaciones sociales. Su inclinación política es transversal y de Izquierdas.
- Publicidad -

Cuando nos roban el la calle, nuestro domicilio, nuestro vehículo, ademas de privarnos de nuestros bienes materiales nos invade una sensación muy desagradable, es perversa porque nos han agredido violando nuestra intimidad, algo muy serio y delicado que algún extraño se apodere de nuestras posesiones que ademas de un valor económico, son el resultado de una inversión de tiempo y trabajo. 


Desafortunádamente este mal trago lo hemos padecido muchos de nosotros en «Momentos Puntuales», el ladrón callejero elige a su objetivo por el mínimo nivel de dificultad que le pueda presentar. 

- Publicidad -


Es así como el agraviado exige justicia, pretendiendo la devolución del bien hurtado y la condena de quien/es haya/n cometido la fechoría, este proceder es de lógica y sentido común, ¿Acaso quién no se sentiría ofendido ante tal atropello? Si las cosas son favorables se recupera lo propio y la justicia impone una sanción al ladrón, es el momento en que nos sentimos amparados por la legislación y la justicia que gracias a su veredicto restablece el orden natural de las cosas, hasta aquí nada raro en nuestra dinámica como sociedad. 


Vamos a retroceder al 2008 cuando Carmen Calvo siendo Ministra de Cultura de la primera legislatura de Zapatero espeto, «Estamos manejando dinero público y el dinero público no es de nadie», es necesario analizar esta frase para comprender porque los seudo políticos del PSOE y el PP han dilapidado las arcas públicas, debilitando gravemente nuestro Estado del Bienestar llevándonos a esta situación de pobreza, miseria y desolación. 

- Publicidad -


A la gran mayoría les hace falta tener «Sentido de la Pertenencia», eso implica sabernos dueños no solamente de nuestros bienes materiales, ir mucho más allá de la puerta de nuestras casas, sentirnos propietarios del lugar en que vivimos, nuestro barrio, nuestra aldea, nuestro pueblo, nuestra ciudad, nuestra comunidad autónoma, nuestro país, sentirnos poseedores de nuestros bienes comunes como sociedad. 


Todos y cada uno de los ciudadanos somos dueños de los impuestos recaudados que engrosan las arcas publicas y son imprescindibles para poner en marcha nuestro Estado del Bienestar, los recursos naturales de nuestro país, las empresas e instituciones públicas como centros educativos y hospitales, como veis son nuestras posesiones colectivas, nuestros bienes comunes, el caso es que gracias al bi partidismo y los medios de desinformación hacen creer a la mayoría que todo lo anterior es algo abstracto con lo que no tenemos nada que ver; «Craso Error», todo esto nos pertenece por derecho propio, nadie nos ha regalado nada y lo hemos construido entre todos gracias a nuestro esfuerzo y trabajo.

- Advertisement -


La frase de la seudo política cutre de Calvo retrata a la perfección a la casta política y la monarquía de nuestro país de la fiesta y la pandereta, como nada nos cuesta hagámoslo fiesta, a comer, a beber y a bailar, que para eso estamos nosotros los pringados, para pagar sus vicios y excesos.


El flujo de dinero que entra a las arcas del Estado es enorme y constante, vosotros pensareis ¿Y cómo es eso?, Sencillo, de los impuestos que todos pagamos al adquirir un bien material o hacer uso de un servicio. Los impuestos que debemos pagar son muchos y variados, un par de ejemplos muy ilustrativos son la contribuciónes anuales si somos propietarios de un vehículo o inmueble y el IVA. 


El IVA (Impuesto sobre el valor añadido), varía si el artículo es de primera necesidad o no, tributamos desde un 4% hasta un 21% sobre el costo real. Cuando hacemos una compra de alimentación, prendas de vestir, llenamos el depósito del coche, pagamos las facturas del agua, la luz, el gas, Internet, los libros de texto para los niños, medicamentos sin prescripción, ir a cine, disfrutar de una tapa y bebida en un bar, etc., todo absolutamente todo lo que compramos y los servicios que adquirimos incluyen el IVA, ese porcentaje añadido va directamente a las arcas de hacienda. 


Como veis el flujo de dinero es constante, nunca para, es normal, esa es la mecánica para recaudar, «Ese dinero nos pertenece a todos los españoles», y lo hemos tributado con nuestro tiempo y trabajo, el caso está en emplearlo con decencia y honradez revirtiéndolo en la sociedad, para fortalecer nuestro Estado del Bienestar.


Aquí los ladrones no son los callejeros, son los de guante blanco que con sus discursos vacíos pretenden hacernos creer que el dinero público no tiene dueño y pueden dilapidarlo como se les de la gana, en obras faraónicas incrementando su valor inicial con sobre costes, la monarquía y Sánchez con su familia de vacaciones a todo trapo, los sueldos de la casta de los seudo políticos que pululan en las instituciones sin oficio ni beneficio para la sociedad a lo largo y ancho de la geografía nacional, son como guarros que no conocen lo que es saciarse subiéndose el sueldo; pagando las asignaciones anuales a los miembros de la familia real, reyes y reinas por duplicado sus hijas y además de esta gente inútil y vana su séquito parasitario, financiando las acciones ilegales de las Cloacas del Estado en pleno funcionamiento, si cabe alguna duda, recordar la manipulación del documento oficial de UP por parte de la «Cutre de Calvo» para desprestigiar a los Morados. 


El ladrón callejero se cubre el rostro con una careta para no ser identificado, mientras que el de guante blanco lo hace a cara descubierta, no nos intimida con violencia para entregarle nuestra cartera como lo hace el callejero, se apropia sin escrúpulos de nuestros impuestos, a estos hampones de etiqueta los elige la mayoría en las urnas.


Cuando nos roba el callejero exigimos la devolución de nuestro bien hurtado y la aplicación de la ley contra quien nos ha agredido, ¿Por qué no hacemos lo mismo con todos estos ladrones de guante blanco?, Afortunadamente con el de la careta coincidimos en muy contadas ocasiones, pero los segundos son una banda de mafiosos mucho más peligrosos que los callejeros porque nos expolian día sí y día también, apropiándose de lo nuestro sin vergüenza ninguna. 


En el momento en que lleguemos a tener «Conciencia Colectiva y Sentido de la Pertenencia», no permitiremos como pueblo que ni un solo céntimo nos sea arrebatado, exigiremos que los delitos de corrupción nunca prescriban, lo que se nos ha robado se nos devuelva en su totalidad y quién ha cometido el delito pague íntegramente su pena en una institución penitenciaria, que para eso están y con nuestros impuestos las financiamos.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.