España hace el ridículo y vuelve a perder otro arbitraje por las renovables con una factura que sube ya a 750 Millones

La corte arbitral del Banco Mundial, el CIADI, ha fallado a favor de SolEs, otro de los inversores en energía fotovoltaica que se vieron atrapados tras los recortes a las prima.

La alemana SolEs Badajoz presenta la vigésima demanda contra España ante el Ciadi por el 'hachazo' a las renovables.

La España centralista y favorecedora de sus amigachos en las energeticas ha vuelto a hacer el ridículo ante la justicia internacional. Lo que le ha llevado a un nuevo varapalo que acabarán pagando todos los españoles a cuenta de los recortes a las renovables.

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), la corte arbitral del Banco Mundial, ha dictado un laudo en el que condena a España a indemnizar con 41 millones de euros a SolEs Badajoz, una sociedad de origen alemán.

Ségún elPeriodico de la Energíal la demanda fue registrada en 2015 y se ha resuelto en los últimos días con un nuevo fallo condenatorio para España, que también se tendrá que hacer cargo del pago de unas costas que se elevan a 357.000 euros.

SolEs, que ha estado asesorado por los despachos de abogados Pérez-Llorca y Orrick Herrington & Sutcliffe, invocó en su demanda el Tratado sobre la Carta de la Energía y reclamó que tenía una garantía de 25 años por el régimen especial de tarifas. Dado que España cambió el marco regulatorio con el recorte de las primas, la empresa dejó de obtener esa proyección de beneficios futuros.

Placas Fotovoltaicas.

Aunque en total el Ciadi ha reconocido a SolEs Badajoz una indemnización de 41 millones de euros, el tribunal ha estimado menos de la mitad de la reclamación inicial, que ascendía a 97,7 millones de euros.

El pleito, que se ha extendido durante un total de cuatro años, ha estado pilotado por un tribunal que ha cambiado prácticamente entera su composición desde que fue constituido. Inicialmente, el panel de árbitros estaba compuesto por el americano Jean Donoghue, el búlgaro Stanimir Alexandrov y la francesa Anna Joubin-Breat.

Con la victoria de SolES, España ya acumula una decena de laudos arbitrales condenatorios que entre todos suman una factura que supera la friolera de 700 millones de euros.

Exit mobile version