miércoles, 05 de octubre del 2022

Escándalo en el nuevo Ayuntamiento de Madrid: La derecha archiva el expediente contra los policías que amenazaron a Carmena en un chat

|

Más noticias

- Publicidad -

Que la ultraderecha vive acomodada dentro de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado es un hecho contrastado. Un simple ejemplo sería el éxito electoral del partido de extrema derecha Vox en las autonómicas andaluzas para explicar en parte la movilización de las redes sociales dominadas por los activistas ultraderechistas dentro de la Policía Nacional, y la utilización de la plataforma por la equiparación salarial Jusapol, cuyos miembros, familiares y simpatizantes que sumaron más de 400.000 votos en las últimas elecciones en la Junta de Andalucía.

Pero la noticia que ofrece eldiario.es sobre un grupo de agentes de la Policía Municipal del Ayuntamiento de Madrid que desearon la muerte en varias ocasiones al equipo de Carmena -se les tuvo que retirar la placa y la pistola y se les suspendió de funciones-, alabaron a Hitler con comentarios como «este señor sabía cómo hacer las cosas», y propusieron lapidar inmigrantes o incrustarles «casquillos vacíos en la nuca a martillazos», es de una gravedad absoluta en un Estado que se considera democrático.

Diferentes capturas de algunos comentarios en el chat de los tres Polcías Municipales del Ayuntamiento de Madrid.
- Publicidad -

[Aquí se pueden ver integro el Chat] Y peor aún es cuando el nuevo director de la Policía Municipal cierra el caso con el argumento de que la justicia no ha visto delito y que su conducta «no resulta reprochable«.

Resolución Judicial a la Ultraderecha

- Publicidad -

“Por 3.000 nos lo quitamos de encima, un rojo chillón menos», le dijo el agente de Policía Municipal C. C. a un compañero en un chat que compartían. «Hay que comenzar con las cacerías de guarros. Panda de hijos de la gran puta, los moros y los que los defienden», dijo uno de los agentes. Si esto no es delito en palabra de un agente, ¿qué es delito?

La resolución se basa en el archivo de la causa penal. El juez instructor entendió que los comentarios eran «ciertamente xenófobos e incitadores al odio», pero no podía perseguirse delito alguno porque se habían dado en un entorno privado. La resolución supuso un cambio de criterio respecto a lo que ese mismo juez defendió al inicio del caso, cuando rechazó que un grupo de WhatsApp con más de un centenar de participantes fuese un foro privado.

- Advertisement -

El cierre del expediente contra los tres policías se produce después de haberles tomado declaración y una vez cerrada definitivamente la vía penal. «En síntesis plantean la misma estrategia de defensa, negándose a declarar las cuestiones concretas planteadas, si bien informan que los hechos interesados los consideran de su ámbito privado«, recoge el documento elaborado tras la investigación interna. La ultraderecha sigue mandando en España..

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.