sábado, 20 de agosto del 2022

Escándalo en la Secretaría de Comunicació del Govern: ¿Por qué margina a LaRepublica.Cat?

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Editor de La República.cat y Las Repúblicas.com entre otros, Joan Puig Cordon, se pregunta ¿Quién teme a @LaRepublicaCAT? Desde un análisis sincero, pero directo y rotundo, hace una brutal reflexión de la escandalosa situación de represalia por la que atraviesa ese digital, (que afecta a los otros).

Esta exclusión viene dada por parte de la Secretaría de Comunicació del Govern, la cual le hace el vacío, al negarsele las ayudas institucionales que por derecho le corresponderían. Tanto por su peso estratégico político y social, como (irrefutable) por su situación de ‘visionados’ al ser uno de los digitales más leidos en catalán…

- Publicidad -

Primero fue el gobierno de Ada Colau, castigándonos sin publicidad del Ayuntamiento de Barcelona para explicar lo que no cuentan otros medios, a pesar de ser el cuarto digital en catalán con más visitas únicas. Después, fuimos vetados (sin ningún tipo de explicación y evidenciando el porqué de la deriva de estas tertulias los últimos meses, como ya hace tiempo que pasa en los programas de RAC1) en las tertulias políticas de TV3 y Catalunya Ràdio porque se ve que, si eres una voz libre, ningún partido político te apadrine. Y, por último, llegó el descenso de la publicidad institucional del Gobierno en el diario, en un intento claro de silenciar nuestra libertad y defensa sin matices del proceso independentista.

Los datos son elocuentes. A pesar de que la Secretaría de Comunicación gastó en 2018 más de 32 millones de euros (dos millones más que en el año 2017), nuestros medios han recibido un total de 23.000 euros (un 60% menos respecto al año 2017); pese mantenernos como cuarto digital en catalán con respecto al número de visitas. Y es que un ejemplo clarísimo de cómo se utiliza la publicidad en clave política es el hecho de que el diario amarillo sensacionalista, e-noticias, con un tercio de nuestras visitas, haya recibido casi 60.000 euros. Un medio que, por otro lado, ataca el proceso independentista sin ningún tipo de prueba.

- Publicidad -

Está clarísimo que la Secretaría de Comunicación del Gobierno intenta callar voces libres y críticas contra la falta de estrategia unitaria de los líderes independentistas. Los datos lo avalan: los medios más maltratados son La República, Vilaweb y El Mundo, medios que, claramente, no callamos ante determinadas actitudes de los partidos independentistas, incomprensibles para la gente que hace años que se moviliza, aporta dinero para la caja de solidaridad y dedica gran parte de su vida a la noble causa independentista.

La República (antes directe! Cat) fue el único digital llamado a declarar ante la Guardia Civil por la publicidad institucional del 1-O, junto con La Vanguardia de Màrius Carol, El Punt-Avui de Xavier Xirgo y la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales con Núria Llorach. Yo mismo, como editor del diario, me negué a declarar (siendo el único de los cuatro) y aportar al enemigo ninguna información que pudiera afectar el Gobierno independentista de la Generalidad. Y me negué a pesar de las amenazas y una denuncia presentada por la Guardia Civil ante el juzgado 13 de Barcelona por desacato. También fui el único que, ante el malogrado juez franquista Ramírez Sunyer, me negué a sacarme el lazo amarillo en solidaridad con los presos políticos y exiliados, lo que me llevó a una denuncia del magistrado pendiente de resolverse. Me mantuve firme con la publicidad institucional del 1 de octubre hasta el final de la campaña y de manera totalmente gratuita.

- Advertisement -

Y, ahora, parece más que evidente que el espíritu del conseller legítimo Jordi Turull ha sido barrido en la nueva gestión de la publicidad institucional. Como terrible y escandalosa, una anécdota de cómo se distribuye la publicidad: la Generalitat -y, en concreto, la vicepresidencia de Pedro aragonés- creó la Oficina de Derechos Civiles para defender todas aquellas personas o entidades afectadas por la represión del 155 y nuestro diario, afectado claramente por la represión del Gobierno Español, no recibió ningún encargo de publicidad de aquella campaña. ¿Sabéis quién si la recibió y pagada a precio de oro? La Vanguardia, El Periódico y el diario ARA (entre otros), los mismos que se negaron a hacer publicidad del 1-O. Los censores premiados. Y seguimos creando estructuras de estado del enemigo otorgando siete millones de euros de publicidad al Grupo Godó.

Pero no nos callarán, seguiremos y buscaremos nuevas fórmulas de financiación. Persistiremos y seguiremos denunciando cualquier paso atrás de los políticos independentistas, cualquier intento de criminalizar el procés y explicar un falso relato por parte de la prensa al servicio del gobierno español. Y todo esto no sería posible sin el trabajo de nuestra gente, periodistas, diseñadores, técnicos y la paciencia de algunos de nuestros proveedores. Gracias a todos ellos y, sobre todo, a nuestros lectores, la principal motivación para continuar y seguir mejorando cada día.

En las semanas que vienen, os iremos contando las novedades que nos servirán para reforzar nuestros medios y, sobre todo, garantizar que no nos callarán para defender el proceso independentista.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.