sábado, 20 de agosto del 2022

El nacionalismo español tiene fobia a los Presos Políticos porque es una nueva muestra de la «fobia a la democracia»

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Los Presos Políticos, están siendo investigados en un juicio farsa por defender la democracia, defender las urnas y el referéndum del 1 de octubre. Al nacionalismo español le parece que ya no deberían salir de la cárcel. Hay miedo.

Todos los poderes del Estado han sido implacables en inventarse pruebas y relatos y perseguir (a los investigados) en esta causa general contra el independentismo. Un derecho legítimo.

- Publicidad -

Los Presos Políticos estarán reivindicando, las veces que haga falta, esos derechos, porque desfallecerán en defender la democracia, los derechos civiles y políticos de Cataluña. Tal como se comprometieron con su ciudadanía.

De ahí que se hayan presentado por las diferentes opciones representativas, tanto dentro del Estado español, como de la Unión Europea. Eso es algo que el nacionalismo no les perdona. Se les acabaría el discurso vacío y por eso se han acrecentado las fobias.

- Publicidad -

Fobia cuando el PP denuncia a Fiscalía los vídeos difundidos por los presos cuando recogieron las actas. El PP pide a la Fiscalía General del Estado que actúe contra los vídeos que los presos difundieron el lunes cuando fueron a recoger las acreditaciones en el Congreso.

Fobia de Ciudadanos porque considera que esta actuación supone una rotura de las órdenanzas de la Cámara y que los presos ya no deberían estar en el Congreso en ningún caso. Y ahora sacarlos de facto por haber grabado imagenes.

- Advertisement -

Fobia de Vox hacia los Presos Políticos al ver cómo los diputados de ultraderecha manifestan su falta de altura democrática en el hemiciclo con abucheos y golpes en el escaño, porque hubo diputados que trataron de defender sus reivindicaciones políticas, contra un Estado que no oye.

Fobia de la Junta Electoral Central a los Presos Políticos que tienen que ver cómo en estos momentos su estatus de cárcel preventiva le hace recortar sus derechos por parte de esa JEC y no les dejan hacer entrevistas en los medios de comunicación, como es el caso de Oriol Junqueras.

Fobia del PSOE, en la misma linea que el Trifachito, cuando Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones, da por echo y asegura que el reglamento del Congreso «lo deja muy claro, la prisión preventiva no permite que puedan ejercer su cargo”.

Fobia de La Mesa de la Cámara Baja, cuando dice que decidirá si suspende a Junqueras, Sànchez, Turull y Rull; y el pleno del Senado, a Romeva. Solo por la presión de ese nacionalismo represor.

Fobia del Tribunal Supremo, si ahora que la Predidenta del Congreso, Meritxell Batet, que le ha pasado la pelota a su tejado, decide alguna orden parecida a la de no poder mostrar los vídeos de las defensas.

Fobia: «Temor intenso e irracional, de carácter enfermizo, hacia una persona, una cosa o una situación…» Como a los Presos Políticos. Fobia, fobia, fobia…

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.