Andrew Morton ‘destapa’ a la Familia Real Española

Las "Damas" de la Monarquía Española

El popular periodista, escritor y biógrafo de infinidad de celebridades, Andrew Morton, suele hablar con asiduidad, cuando le preguntan, de lo que escribió no hace mucho sobre las mujeres de la Corona Española, destapado en el libro: Ladies of Spain (Damas de España).

Describe a la reina Sofía y su relación ‘rota’ con el Rey, de quien dice que ha tenido más de 1.500 amantes (la sombra de Corina sigue presente); a la princesa Letizia y su matrimonio de plebeya con el príncipe Felipe; así como de las infantas Elena y Cristina, que también reciben dardos envenenados del escritor británico.

Las Damas de la Corte

Entre todas las afirmaciones que el escritor siempre ha hecho hay una que es sorprendente, asegura que tras la boda de los Príncipes, el Rey le dijo a Letizia «Haré de ti una buena reina«. Una frase breve y contundente que vuelve a poner en el punto de mira la relación que mantiene Letizia con la Familia del Príncipe.

Asimismo siempre ha opinado que la Reina Sofía»Es infeliz pero será leal hasta el final» y no ha tenido mejores palabras para las Infantas. De Cristina «Es ambiciosa, obstinada y competitiva» y de Elena «Renunció a al amor por una boda desgraciada», refiriéndose a su boda conJaime de Marichalar.

Morton en su polémico libro asumió el papel de biógrafo con eficacia, resumiendo el papel de la Reina como un «emblema de la vieja generación dinástica», que «tiene la lealtad en el ADN» y que cuando se casó «lo hizo por deber». «No es una víctima sino alguien digno de respeto».

De Letizia destacó su naturaleza «ambiciosa» y su «apariencia mundana», algo que supone para Morton el espejo en el que debería mirarse Kate Middleton. Los periodistas como ella «tienen memoria a corto plazo fantástica y a largo terrible, recuerdan un guion de cinco minuto, pero no un nombre durante años».

Foto más actual de la Casa Real.

La abdicación, «el último tabú»

Al autor le desconcierta la situación actual de la monarquía española, acorralada por los continuos escándalos, reconociendo que «en el mundo ahora se habla más de la monarquía española que de la de Windsor. No por el escándalo sexual, sino porque es un escándalo financiero. De igual manera pasa desde el 1 de Octubre de 2017.

Por eso el New York Times y el Wall Street Journal escriben regularmente sobre ella». Se trata de una situación «sistémica» que se atraviesa periódicamente, que la corona británica atravesó en el 92 y el 97, y que al menos en su vertiente sexual es «pasajera».

Costo mucho el tema de la abdicación, el último tabú vivo de la monarquía, y que no debería haber sido una «palabra sucia sino una acción apropiada». El Rey estába enfermo, con varias operaciones en los últimos tiempos. Y ya pronosticó que «una vez pasada la tormenta Iñaki, el Rey se distanciará» para dejar lugar a la sangre nueva. Pero Felipe VI, es otra cosa. No tiene el carisma del padre, ni su talante, ni su ecuanimidad.

Juan Carlos I y Felipe VI

Al fin y al cabo, dice Morton, “la monarquía en España, en su encarnación más reciente, lleva menos tiempo activa que los Rolling Stones”. «La monarquía en España es como un abrigo, te lo pones y te lo quitas. Ha habido una restauración. En Inglaterra es como la lluvia, está siempre ahí. Debería haber una conversación sobre la naturaleza de la abdicación». Hasta entonces, sella Morton, su consejo para el Rey es «el mismo de las camisetas: ‘Keep calm and carry on’”.

Salir de la versión móvil