domingo, 27 de noviembre del 2022

El presidente de la Junta afirma “querer una Andalucía para trabajar y vivir”

|

Más noticias

- Publicidad -

            Ayer 28 de febrero, hubo dos celebraciones en Andalucía. La del pueblo que, reunido en número considerable, reclamó inversiones, empleo, sanidad, enseñanza, vivienda, respeto. Y la oficial. El Gobierno de la Junta de Andalucía celebró, como cada año, esta fecha histórica, con un Acto en el Teatro de la Maestranza, de Sevilla, en el que se entregaron las medallas de Andalucia y títulos de hijos predilectos. En este acto el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, afirmó su deseo de contar con una Andalucía “para trabajar y para vivir”, en las antípodas del presentador, Domi del Postigo, quien se descolgó con algunas frases de dudoso buen gusto, no ya solamente en un acto protocolario, sino en cualquier intervención pública. Su “En Cádiz hay que mamar”, descontextualizo la entrega del premio a Antonio Martín, letrista del carnaval. Su estilo tan engolado como chabacano, muy alejado de la elegancia característica del andaluz, que Cádiz maneja cuando quiere. Ya dice el refrán “de casta le viene al galgo”.

            Esta ha sido la primera vez que un empresario recibe el premio de Hijo Predilecto pionero. Y es obligado aprobarlo. Francisco Martínez-Consentino, máximo ejecutivo de la empresa Consentino, de Cantoria, en la comarca del mármol de Macael, creadores del “Silestone” se ha convertido en una multinacional que crea empleo en la comarca y fuera de ella y lleva el nombre de Andalucía, Almería y Macael, a todo el mundo. También fueron premiados los mineros asturianos que participaron en el rescate de Julen, el niño de dos años caído a un pozo en Totalán. El minero, en quien sus compañeros habían delegado la recogida de la mención, hizo subir a sus compañeros y a psicólogos, técnicos, bomberos, geólogos… a cuantos participaron en la recuperación del cuerpo del pequeño.

- Publicidad -

            En total, catorce medallas y nombramientos y un deseo manifestado por el presidente de la Junta: “que nadie patrimonialice Andalucía, porque es de todos”, deseo de difícil materialización, como el de “trabajar y vivir” para un Gobierno que ya hizo pública su renuncia a defender Andalucía, y que se mantiene gracias a un pacto con el partido que manifiesta su intención de disolver la Autonomía, y que incluso quiere hacer desaparecer del calendario festivo esta fecha, que rememora la incontestable victoria del pueblo andaluz en el referéndum, para sustituirla por la del 2 de enero, recuerdo infame del fin de la conquista de Andalucía.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.