sábado, 25 de mayo del 2024

Jordi Sànchez desmonta el relato «violento y tumultuario» de la Fiscalía con un repaso histórico

|

Más noticias

Jordi Bracons
Jordi Bracons
Corresponsal de Las Repúblicas en Madrid.
- Publicidad -

Exhibición del líder de la ANC ante las preguntas tergiversadas del Ministerio Fiscal. «En ningún momento» estuvo en riesgo la seguridad de la comitiva judicial durante el 20-S, «siempre» estuvieron en contacto con el teniente de la Guardia Civil encargado de los registros y «nunca» previeron resistencia violenta en los colegios electorales durante el uno de octubre.

Los intentos de la Fiscalía para señalar la manifestación del 20 de septiembre ante la Consejería de Economía como un «levantamiento violento y tumultuario» han quedado enterrados bajo tierra después de escuchar la argumentación de Jordi Sànchez. Al líder de la ANC, al igual que a Jordi Cuixart, se les imputa haber incitado las masas a rebelarse contra las actuaciones judiciales de las fuerzas y cuerpos de seguridad españolas que buscaban pruebas de ilegalidades en la organización del referéndum del uno de octubre por parte del Gobierno Puigdemont.

- Publicidad -

Las acometidas de la Fiscalía han llegado al punto de atribuirle a Sànchez la estrategia de bloquear las entradas de los colegios electorales interponiendo vehículos. Un pensamiento que, vía mail, recibió el acusado a través de un ciudadano, pero que nunca leyó ni respondió. Para terminar de tumbar el intento del fiscal, ha recordado que «hay WhatsApps que ponen en duda la honorabilidad del juez Marchena, él ha negado saber nada del tema y aquí estamos».

Además, hoy Jordi Sànchez ha podido decir, de viva voz, que la concentración a las puertas de la ‘Conselleria’ fue «completamente democrática, cívica y pacífica», que «en ningún momento se puso en riesgo la labor de los agentes españoles, tampoco su integridad física» y, por mucho que la Fiscalía asegure que no se les dejó trabajar en condiciones, Sànchez ha señalado el testimonio, en sede judicial, del teniente de la Benemérita encargado del operativo. «En ningún momento», dice Sànchez, «trasladó que estuvieran en peligro».

- Publicidad -

Las imágenes hablan solas

Asimismo, el líder soberanista ha señalado que, más allá de inventarse un relato, las acusaciones deberían mirar las imágenes de las cámaras de seguridad de la ‘Conselleria’. Además de mostrar que el operativo se desarrolló «con total normalidad», podrán ver que «en ningún momento la entrada de la ‘Conselleria’ se vio amenazada». Sànchez ha señalado que, de ser así, no habrían sido puestos todo el día varios agentes de la Guardia Civil.

- Advertisement -

El Fiscal, insistente, ha intentado culparlos de negar la llegada a los registros de las diversas personas que se había detenido esa misma mañana. Sànchez le espetó, por un lado, que «ninguno de los implicados» dejó de presenciar los registros por culpa de la movilización -palabras de la Guardia Civil. Por otro, el líder de la ANC ha explicado que la Guardia Civil pidió desplazar la concentración hasta el medio de La Rambla, dejando el carril de bajada -el de delante de la puerta- libre. Algo «imposible», dice Sànchez. No a su juicio, sino también desde el punto de vista de los expertos de los Mossos.

Sin embargo, un cordón de voluntarios de la ANC permitió la entrada y salida de la ‘Conselleria’. El Fiscal le ha pedido que por qué lo formó. Sànchez ha respondido que fue a petición de la Guardia Civil y los Mossos, y que circulaba «todo el que autorizaba» la Benemérita y que lo mantuvieron hasta que se les comunicó que acabarían los registros.

Entonces, lejos de intentar impedir las tareas de los agentes judiciales, se han podido ver en la Sala de Vistas del Supremo unas imágenes de TV3 donde se oye a los manifestantes entonando, festivamente, el ‘Passi-ho bé’ («Hasta luego»), de La Trinca.

Seguidamente, el Ministerio Fiscal ha vuelto a poner sobre la mesa, la fuga de la secretaria judicial por las azoteas del Eixample. Según los fiscales, esto pasó porque «veían peligrar su integridad». Jordi Sànchez, sin embargo, le ha recordado que ellos desconvocaron la manifestación antes de medianoche y que, hasta entrada la madrugada, recordando que «en ningún momento se nos dijo desde la Guardia Civil que peligrara su integridad», la secretaria no quiso salir por su propio pie.

Informes policiales tergiversados

La manifestación, reconoció Sànchez, fue «mucho más multitudinaria de lo que habíamos imaginado», fue en todo momento cívica y pacífica -no se tuvieron que cerrar comercios por el peligro de violencia, como aseguran las acusaciones- y fue desconvocada dentro de los timings establecidos.

A pesar de la magnitud de la concentración, recordó Sànchez que siempre mantuvieron buena coordinación con los encargados de la Benemérita para garantizar el orden en la calle. Por todo ello, el líder de la ANC lamentó los informes «inconexos» y no ajustados de los comandantes de la Guardia Civil sobre lo que realmente pasó dentro y fuera la Consejería de Economía.

Los vehículos policialesEn este sentido, ha aparecido otro tema estrella, los «destrozos» de los coches de la Guardia Civil apostados a las puertas de la ‘Consellería’. A Sànchez y a Cuixart se les persigue por su imagen sobre el coche pidiendo terminar de disolver la manifestación. A ojos de la Fiscalía, subir para «devastar los mismos» e incitar a las masas a seguir combatiendo hasta el final. Sànchez, sin embargo, ha explicado que en su momento ya criticó que se dañaran los dos vehículos -no los siete que propagan las acusaciones- y que, cuando subieron, lo hicieron con el consentimiento de los responsables de la Guardia Civil.»Subid, que al coche ya no le viene de ahí», fueron las palabras según Jordi Sànchez.

Una rebelión de lo más violenta

Sobre las armas que la Benemérita se había dejado en el coche, ha explicado Sánchez que cuando se le comunicó la existencia de aquel armamento, organizaron un «cordón de seguridad» y se hizo bajar de los coches a todos los periodistas apostados desde hacía horas. No obstante, ha recordado que las tareas de orden público son responsabilidad de los agentes policiales, no de los convocantes de una manifestación.

‘Enfocats’ un documento desastroso

Si bien las acusaciones ya no han osado sacar a relucir la famosa «hoja de ruta» trazada en el documento ‘Enfocats’, sí lo ha hecho el abogado de Sànchez, Jordi Pina. Cuando le ha preguntado si el contenido del mismo tenía algo que ver con el plan estratégico del independentismo, Sànchez ha respondido irónico que, quien había predicho y escrito todo eso, «no había acertado ni una». El documento, dice, «es completamente irreal».

Cuixart y Forcadell, el próximo martes

A todo eso, el Tribunal que preside Manuel Marchena ha decidido dejar para la próxima semana los dos interrogatorios que faltan. Finalmente, Jordi Cuixart y Carme Forcadell no declararán el lunes 25 sino que lo harán el martes 26, fecha inicialmente estipulada por el inicio de la fase testifical.

Esto quiere decir que, con toda probabilidad, el martes se dedicará toda la jornada a estas dos declaraciones. Esto implicará que Roger Torrent, Artur Mas y Mariano Rajoy, algunos de los primeros testigos en ser citados, tendrán que esperar hasta el miércoles para dar su versión sobre el ‘procés’.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.