martes, 28 de mayo del 2024

La memoria que falta

|

Más noticias

- Publicidad -

La cuestión de la Memoria Histórica está generando cada vez más polémica entre los partidos, asociaciones y ciudadanos en general cuando dicha cuestión, a juicio del que suscribe, debería ser un asunto que debería suscitar la unanimidad y el apoyo de toda la sociedad.

Soy nieto, por vía materna, de un asesinado por los alzados el 18 de Julio de 1936, y por vía paterna, de un preso a punto de ser fusilado, entre dicha fecha y el 4 de Agosto del mismo año por los del otro bando. Me mataron a un abuelo unos y casi me matan al otro los otros.

- Publicidad -

Mi abuelo paterno, cuyo nombre llevo, siempre fue simpatizante de los vencedores en la Guerra Civil, incluso fue miembro de Falange Española antes del alzamiento. Mi abuelo materno era andalucista, republicano, masón y de izquierdas, defensor de jornaleros y anarquistas.

MI abuelo paterno murió en 1964 y está enterrado en Lora del Río, en el cementerio municipal,  hoy conjuntamente con mi abuela y mi padre. A mi abuelo materno lo asesinaron la madrugada del 10 al 11 de Agosto de 1936 y no tenemos conocimiento de quién lo asesinó ni dónde están sus restos mortales.

- Publicidad -

Nunca he sido partidario se abrir tumbas, pero sí de exhumar fosas. Considero que los adheridos al bando vencedor franquista deben permanecer en las tumbas que tienen y, si acaso, ser olvidados en ellas. Mover cadáveres como parte de un juicio de ultratumba es un ejercicio de “damnatio memoriae” que siempre me ha parecido innecesario.

Yo quiero enterrar a mi abuelo materno, pero no considero necesario, para ello, desenterrar a mi abuelo paterno y ponerlo … ¿dónde?¿ en la fosa común de Pico Reja del cementerio de Sevilla donde es posible que esté mi otro abuelo?

- Advertisement -

Yo quiero saber el nombre de los autores materiales de la muerte de mi abuelo materno, ya que conozco el del autor intelectual Pedro Parias, y las circunstancias de su muerte; recuperar sus restos, en la medida de lo posible, y depositarlos junto a los de mi abuela materna, que se murió, al igual que mi tía Luisa, con ese dolor interno de no poder poner flores en la tumba de su marido.

En mi familia está muy arraigado el cuidado de las tumbas de los antepasados. Mi madre sigue asistiendo todos los domingos a la tumba de mi padre y el mes de noviembre se desplaza a Coria y Puebla del Río a llevar flores a su madre Angustias, a sus hermanos Luisa y Luis Blas, a su cuñado Francisco e incluso a una maestra que tuvo en sus primeros años de escuela y de la que sólo ella ya se acuerda, limpiando la tumba olvidada de aquella profesora a la que le recuerda, cuando pone las flores, que siendo la alumna más rebelde del aula, es la única que va a verla y la sigue recordando.

Los muertos y asesinados del bando franquista tuvieron sus homenajes institucionales, y los del bando republicano, el oprobio y el olvido. La Memoria Histórica debe de rescatar de ese olvido a los del bando republicano, ya casi todos desaparecidos, por el tiempo que estamos tardando en hacerlo, y restaurar su honor, su dignidad y su historia y ello no supone la indignidad de los del otro bando, sino la restitución de los hechos.

Si Gonzalo Queipo de Llano fue un asesino, así debe pasar a la Historia, y si los chekistas de Madrid también lo fueron, tengan el mismo tratamiento. No pueden disculparse los atentados contra la dignidad humana en función del bando al que pertenecía el perpetrador del delito, pero dejemos el tema en el ámbito de la Historia. Removamos archivos, documentos, testimonios y testigos, pero no cadáveres ya enterrados con lápida. Pongamos lápida a los que no las tienen, pero no vaciemos fosas comunes de unos para rellanarlas con los otros

Esta es la opinión de Estanislao Naranjo Infante, nieto de Estanislao Naranjo Aranda, agricultor y falangista y Blas Infante Pérez de Vargas, notario y andalucista.

 Que ambos consigan descansar en paz.

Estanislao Naranjo Infante

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.