miércoles, 17 de abril del 2024

VoX volverá a fusilar la memoria de Federico García Lorca y Blas Infante

|

Más noticias

Pedro I. Altamirano
Pedro I. Altamirano
Editor de Las Republicas y fundador de la Asamblea Nacional Andaluza (ANA)
- Publicidad -

El actual estado español, es, para vergüenza de todos, uno de los que más personas tiene aún enterrado en fosas junto a cunetas de viejas carreteras, cementerios, y vaya a usted saber en cuantos más, y más horribles e inimaginables lugares. Un aspecto más que indicar la baja calidad de la democracia que se practica.

Para evitar esto, poco, muy poco o nada se hace, más allá de una fosa por aquí y otra por allá, por eso tan español, del “que parezca que se hace”, pero sin hacerlo. ¿Cómo si no se entiende que tras 40 años de “democracia” aún estemos en cabeza de los países con más nacionales olvidados? A este vano intento, hasta se le ha dedicado una Ley, la denominada “Ley de Memoria Histórica” que debería recuperar la memoria de todas víctimas de la Guerra Civil española, pero, sobre todo, devolver los cuerpos de las mismas a sus familiares.

- Publicidad -

Dos figuras icónicas de las mismas, son los andaluces universales, el poeta Federico García Lorca, y el padre de la Patria Andaluza Blas Infante, ambos asesinados de la forma más vil posible, prevaricación, nocturnidad y mucho odio, con ese odio incontrolable que tiene el fascismo hacia toda la humanidad; que nace de las enfermas mentes nazis, capaces de justifica la eliminación física de todo aquel, o aquella, que piensan de forma diferente, que es diferente, pero, sobre todo, de aquellos que aman la libertad y la democracia.

Blas Infante significaba todo ello, el pensamiento libre, libertad, democracia, cultura e identidad andaluza, alma de Andalucía y dignidad de todo un pueblo, justo aquello que intentaban enterrar junto al cuerpo de quién las defendía, como si matando al hombre mataran Andalucía. Eso pensaban, por ello, y no es casualidad que pocos días después, asesinaran a Federico García Lorca. Intentaban, justo al principio del Golpe de Estado del 36, matar el alma de los andaluces, nuestra cultura e identidad nacional andaluza. Es más evidente que no lo consiguieron, pues ambos caminan día a día entre los andaluces y andaluzas que amamos la libertad de Andalucía, la de los pueblos y la humanidad.

- Publicidad -

Eso paso hace muchas décadas en una España llena de odio. El problema es que, una vez restaurada esta democracia basada en el 78, sus cuerpos aún permanecen perdidos. Los sucesivos gobiernos del PSOE de Andalucía, e incluso en aquel Gobierno en el que participó el desaparecido Partido Andalucista, qué oportunidad perdida, no se ha hecho nada “de verdad” y “en serio” para recuperar sus cuerpos, y darles el descanso que merecen, al tiempo de devolver al pueblo andaluz a dos de sus hijos más identitario. ¿Dejadez, olvido o intencionado? Esa es la pregunta.

A la vista del tiempo transcurrido desde el 78, cuatro décadas de “democracia” y un año menos de Junta de Andalucía, sin hacer ningún esfuerzo real por recuperar sus cuerpos más allá que una que otra búsqueda simbólica en algún que otro lugar. Un parecer hacer, para en el fondo, no hacer nada. ¿Por qué no se ponen todos los medios técnicos necesarios para ello? Creo, estoy convencido que el verdadero problema es que no quieren encontrarlos, ni a Blas Infante ni a Federico García Lorca.

- Advertisement -

No quieren devolver al pueblo andaluz ambos símbolos de una Andalucía libre y culta. Intentan continuar manteniendo secuestrada nuestra memoria e identidad. Saben muy bien, que encontrar sus cuerpos y devolverlos a su pueblo, puede, y ese es el miedo que los atenaza, devolver la parte de alma andaluza que anda perdida con sus cuerpos.

Pero, cuando parecía que las cosas no podían ir peor, se hace realidad la Ley de Murphy, y empeoran al límite de la pesadilla. La derecha más españolista llega al Gobierno de Andalucía apoyada por la extrema derecha. Nos temíamos lo peor, y lo peor ha ocurrido. ¿Ustedes se imaginan a los nazis alemanes a cargo de la comisión de investigación sobre los campos de concentración? Eso es lo que acaba de ocurrir en Andalucía, al socaire de la hipoteca firmada por la derecha del PP a la extrema derecha de VoX, darle la presidencia de la comisión de la memoria histórica, a los que parecen ser, al menos eso me da la impresión, herederos políticos de los fascistas asesinos culpables del genocidio de los republicanos andaluces y españoles, o lo que es lo mismo, acaban de meter al zorro en el gallinero para que cuide las gallinas.

No van a rescatar más memoria que la de Francisco Franco y la cuadrilla de asesinos que le seguía. Me imagino que cambiaran Ley de Memoria Histórica, por Ley de la rehabilitación del franquismo, y tan panchos que se quedaran con sus flechas, yugos, manos alzadas al viento y cara puesta al sol negro del interior de las cavernas. Espero equivocarme y lo reconoceré, pero me temo que no dudaran en fusilar, esta vez, la memoria de Federico García Lorca y Blas Infante.

Por ello es determinante que sigamos revindicando, ahora más que nunca, la recuperación de todos y cada una de los cuerpos de las personas enterradas en fosas, y del mismo modo, que se impulse de forma clara y definitiva su búsqueda inmediata de los cuerpos de Blas Infante y Federico García Lorca. Andalucía, los andaluces y andaluzas no podemos seguir permitiendo, ni un día más, la dejadez y la desvergüenza demostrada hasta ahora por los que ocupan el Gobierno de Andalucía. Es fundamental que la propia Fundación Blas Infante se ponga al frente de los andalucistas y en frente de los que impiden su búsqueda, ya que Blas Infante, y en el caso de Federico García Lorca la fundación que lleva su nombre, no debe olvidar nunca, que ni Blas ni Federico les pertenece, ya que pertenecen al pueblo andaluz en su totalidad, y, por tanto, deben estar a la cabeza de los que pedimos sean devueltos al pueblo al que pertenecen.

Pedro I. Altamirano

@altamiranoMLG

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.