Alemania asegura haber interceptado charlas rusas que admitirían las matanzas de Bucha

Lo afirma el semanario alemán Der Spiegel, quien apunta que las ejecuciones formaron parte de una estrategia militar sistemática cometida por mercenarios contratados del Grupo Wagner y también tropas de Chechenia.

Un ciclista abatido desde tanques en la masacre de Bucha.

Conversaciones de radio entre soldados rusos en Bucha interceptadas por el espionaje alemán confirmarían la autoría de las ejecuciones cometidos en esta población de Ucrania.

También habría mercenarios que habrían cometido los asesinatos no como excesos puntuales, sino como una estrategia militar sistemática.

Lo asegura el semanario alemán Der Spiegel, quien no ha tenido acceso ni a las conversaciones ni a las transcripciones, sino que alguien les ha explicado el contenido que lo probaría.

El ciclista fallecido por tanques

Por ejemplo, en una conversación un soldado explica a otro que ha disparado contra una persona en bicicleta, lo que creen que puede ser el caso del ciclista asesinado por dos tanques en Bucha.

Según el semanario, miembros del servicio de espionaje alemán lo habrían explicado este miércoles a algunos miembros del Parlamento de Alemania.

Asesinatos cotidianos

También dicen que las conversaciones probarían que en Bucha hubo mercenarios del Grupo Wagner y también tropas de Chechenia, que habrían sustituido a los soldados jóvenes que habían llegado al inicio de la invasión. Grupos de mercenarios a los que el Kremlin suelta la correa.

Der Spiegel afirma que testigos de esta población entrevistados por varios medios explicaron que la situación fue empeorando progresivamente, con cada vez más ataques a civiles.

También que los participantes en las conversaciones se referían a los asesinatos como hechos cotidianos, lo que ha hecho pensar en el servicio de espionaje que no se trata de acciones individuales, sino de una estrategia sistemática.

Salir de la versión móvil