Nuevo medicamento que no se llama «vacuna» para quienes la vacuna no funciona

Astrazeneca presenta Evusheld: el Estado ya lo ha comprado aunque no se ha probado fuera de laboratorio

Llama la atención cómo nos enteramos a veces de las cosas porque se encuentran «escondidas» en los faldones de las noticias.

Hoy, de rondón, ElDiario.es nos cuenta que para aquellas personas «que no generan anticuerpos con la vacuna», se recomienda el fármaco Evusheld.

¿Han visto ustedes alguna rueda de prensa del Gobierno de Sanidad o de algún responsable sanitario en la que se informase de que las vacunas podrían suponer que una persona no generase anticuerpos? Seguramente no, y por eso llama la atención.

Pero llama todavía más la atención que hay que leer toda la noticia para llegar a lo más relevante: que este producto solamente cuenta con ensayos en laboratorio, y a pesar de ello, los gobiernos ya se han lanzado a comprarlo.

Hace unas semanas, un responsable de un hospital en Murcia, aparecía diciendo públicamente que estaban dándose casos de personas que decían estar vacunadas, que aparecían como vacunadas en los datos oficiales (vamos a suponer que no formaban parte de la red de falsos vacunados que se está investigando), y que en realidad, al hacerles pruebas, no aparecían anticuerpos generados. El responsable sanitario de aquel hospital de Murcia no tuvo dudas: acusó a esos pacientes de mentir. Y en las noticias de Antena3, titulaban directamente que los no vacunados mentían sobre su estado de vacunación.

En aquel momento me puse en contacto con el Hospital en cuestión y me desmintieron lo que había afirmado aquel responsable de la UCI. Su explicación peregrina de que la gente acudía a vacunarse, se daba media vuelta antes de inocularse, pero ya aparecía registrada, no encajaba a nadie. Le desmontamos la historia que acusaba a los pacientes de mentir. Pero me quedé con la duda de qué podía estar ocurriendo.

Me puse en contacto con un catedrático experto en esta materia y le pregunté si era posible que una persona se hubiera vacunado y no generase anticuerpos. Me dijo que sí. Que no era algo habitual, pero que sí sucedía y que a él también le parecía importante que este tipo de cuestiones se explicasen a la población, cosa que no se estaba haciendo. Fundamentalmente porque son casos que hay que estudiar, y sobre todo son personas que pueden pensar que están protegidas por la vacuna, cuando en realidad no lo están.

Pues bien: la noticia que hoy presenta El Diario.es, es para hablarnos de un nuevo fármaco, del que el Gobierno ya ha hecho compra de 30.000 ejemplares, y Sanidad lo recomienda para aquellas personas «que no generan anticuerpos con la vacuna».

Una noticia sin duda muy relevante. Porque para estas personas supondrá sin duda una gran ayuda. Pero también porque se trata de un tratamiento «preventivo», lo que puede proteger a personas que no se han podido inocular, o  porque la vacuna no resulte efectiva.

Este fármaco se produce por AstraZeneca. Son dos pinchazos y su duración, según apuntan, puede ser de hasta seis meses de eficacia. Se trata de un «medicamento de uso especial».

Señalan que es «como una vacuna química» que genera «anticuerpos exógenos para las personas que no tienen capacidad de fabricarlos», apuntan las personas consultadas por Eldiario.es

Estará recomendado para «mayores de 18 años con inmunosupresión grave (los trasplantados, las personas con cáncer que están en tratamiento de quimioterapia o los pacientes con inmunodeficiencia primaria) o aquellos que la tienen contraindicada y, además, tienen alto riesgo de que la infección por SARS-CoV-2 derive en una enfermedad grave. Eso sí, será preciso que los candidatos se sometan a un estudio serológico previo para confirmar su estado inmunitario, salvo los alérgicos, reza el documento de Sanidad».

Se señala también en la noticia (al final) que «a falta de comprobar cómo funciona este nuevo fármaco en la vida real, su incorporación a la farmacoterapia contra la Covid-19 se considera muy positiva».

La FDA apunta que «de momento» solo tienen la fuente de datos del laboratorio. O sea, de los estudios de la propia farmacéutica. Pero muchos países ya se han lanzado a comprarlo.

 

Salir de la versión móvil