La pandemia agota en minutos los billetes ‘fake flights’ para volar «a ninguna parte»

En solo 10 minutos se ha agotado un vuelo de la compañía Qantas, de Australia, que ha puesto a la venta por un trayecto de siete horas, salida y llegada al mismo lugar. El más barato, 486€.

Que hay gente ‘enganchada a viajar’, incluso y especialmente, en avión, es conocido. Que por culpa de la pandemia no pueden hacerlo como quisieran, también es notorio. Pero que ahora se pueda, y que ese ‘viaje’ sea de salida y llegada al mismo punto, ya es más extraño. Así, durante los últimos meses se han puesto de moda, especialmente en Asia, unos vuelos que tienen como destino el mismo sitio del origen. Sí, vuelos circulares que aterrizan en el mismo aeropuerto del que despegan.

La pandemia del coronavirus ha generado nuevas oportunidades económicas para las aerolíneas, afectadas por el cierre de fronteras internacionales. También conocidos como ‘fake flights’, ofrecen al viajero volar por el placer de volar sin trasladarse de un sitio a otro. Varias compañías aéreas ya incluyen este servicio en sus ofertas

Una de las aerolíneas que se ha sumado a estos vuelos es Qantas (Australia), que hace unos días vendió en diez minutos todas las plazas disponibles para volar «a ninguna parte». La cita será el próximo 10 de octubre y tendrá una duración de siete horas. «Sabíamos que este vuelo sería popular, pero no esperábamos que se agotara en diez minutos. Probablemente sea el vuelo más vendido de Qantas», aseguran en un comunicado.

Características del vuelo

Puesto que muchas fronteras internas del país están cerradas, la compañía ha tomado la decisión de probar con este tipo de vuelos. La salida, como el regreso, será desde el mismo punto, Sidney: sobrevolarán el monolito rojo Uluru, las Islas Whitsundays y la Gran Barrera de Arrecifes, según ha detallado la compañía.

El vuelo se llevará a cabo en un Boeing 787 Dreamliner, empleado normalmente en las rutas internacionales y caracterizado por unas ventanillas más grandes, perfectas para un vuelo de este tipo. Con ello, asegura Qantas, la gente puede saciar sus ganas de volver a volar, con la ventaja de que no deben guardar la cuarentena obligatoria impuesta en algunos países. Los billetes para este vuelo, que contará con el menú de un conocido chef local, costaban entre 486€ y los 2.341€.

Otras compañías como Singapore Airlines parecen dispuestas a sumar esta oferta de los ‘fake flights‘ (falsos vuelos) dentro de sus servicios aunque por el momento se ha limitado a declarar que es solo un plan que está estudiando y hará un anuncio cuando tome una decisión. En cualquier caso si quieren volar con Qantas llegan tarde si quieren un billete, están agotados. Les toca esperar par a el próximo ‘vuelo a ninguna parte’.

Exit mobile version