En Argentina, un hospital permite dar el último adiós a los pacientes graves de COVID-19

Una de las cuestiones que más daño ha hecho, además de la enfermedad, ha sido la medida de no poder despedir a los seres queridos que han fallecido por COVID-19 durante la pandemia.

El hecho de que las personas que han fallecido hayan tenido que pasar sus últimos momentos en soledad, ha supuesto una dureza añadida a la terrible situación que de por sí ha generado la pandemia. La impotencia que han sentido los familiares ha dificultado mucho el duelo, según han explicado especialistas en la materia.

 

Precisamente para evitar este durísimo trance, un hospital de Buenos Aires, en Argentina ha comenzado a permitir que los familiares acudan a despedirse de sus seres queridos cuando el diagnóstico es grave. El sanatorio Mater Dei, en Palermo, ha sido uno de los primeros en permitir las visitas cumpliendo un protocolo de seguridad.

 

Salir de la versión móvil