Puertas giratorias en el Ejército

El teniente general Miguel Alcañiz, jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME) entre 2015 y 2019, ha fichado por la empresa española Santa Bárbara Sistemas cinco meses despues de 'retirarse' del Ejército.

Las puertas giratorias en la política de España es un mal endémico visto casi como una tradición #MarcaEspaña de notoriedad pública. En cambio en las FFAA no son tan conocidas como las de otras instituciones del selectivo español. Pero utiliza las mismas artimañas: tendrás un buen retiro si has sido agradecido.

La industria militar presiona y el Gobierno no quiere problemas con el ministerio más delicado que existe, el de Defensa. El Estado tutela parte de su negocio para que todo quede en casa. Como contraprestación, favorece la contratación de estas empresas y, con ayuda de asesores, directivos y consejeros procedentes del estamento castrense y político, se crean nuevos acuerdos e incluso subsidios para investigar y desarrollar productos y servicios que después compra el Estado.

La industria armamentística para esos menesteres presta especial atención a personalidades de la segunda línea del poder, desde secretarios de Estado hasta tenientes generales de las Fuerzas Armadas, algunos de los cuales han diseñado la lista de la compra del  Ejército español. Rostros sin rastro en las hemerotecas. Pero de vez en cuando si salen. Aquí tenemos otro posible caso de puerta giratoria.

El teniente general Miguel Alcañiz, jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME) entre 2015 y 2019, ha fichado por la empresa española Santa Bárbara Sistemas, integrada en el grupo europeo General Dynamics European Land Systems. Alcañiz cesó en el cargo el pasado mes de octubre y pasó a la reserva, siendo sustituido por el también teniente general Luis Manuel Martínez Meijide.

Cinso meses después, a principios de este mes de abril, recibía el visto bueno de la oficina de Conflictos de intereses del Gobierno para pasar a la empresa privada, según ha podido confirmar Infodefensa.com En esta nueva etapa profesional será, en concreto, asesor de dirección y del consejo de administración de Santa Bárbara Sistemas.

El teniente general Miguel Alcañiz y la ministra de Defensa Margarita Robles.

Santa Bárbara Sistemas cuenta actualmente con dos fábricas, una en Trubia (Asturias) y otra en Alcalá de Guadaira (Sevilla).  Así como un centro de Ingeniería (I+D) y la sede central en Madrid. La Fábrica de Granada, especializada en municiones y misiles, está en proceso de venta a un grupo extranjero.

Esta compañía trabaja en varios programas de modernización de la Fuerzas Armadas españolas como el vehículo de Combate sobre Ruedas 8×8 Dragón, el nuevo vehículo de zapadores Pizarro o la modernización de los vehículos Piraña IIIC de la Infantería de Marina.

Este teniente general, estaba retirado desde el año pasado y algo más de cinco meses después, hace uso de uno de los destinos habituales de muchos altos cargos civiles del Ministerio de Defensa y de altos mandos de las Fuerzas Armadas cuando son cesados (en el primer caso) y cuando pasan a situación de reserva, en el segundo.

Aunque lo quiera evitar tendrá línea directa entre esta empresa privada, muy necesitada de empezar con los contratos suspendidos, y su antigua empresa, las FFAA. Es Licenciado en Ciencias de la Información, por lo tanto, es conocedor de lo que acaba de hacer y de lo que hará, conjeturas a parte.

Exit mobile version