La libertad de expresión dónde queda

¿Y la libertad de expresión dónde queda? Ah, si, ya… ley mordaza, ultras en los cuerpos y fuerzas de seguridad, jueces que tal les bailan… Y es que, claro, ¿los reyes son inviolables?. Y se pasan la corona de padres a hijos porque su esperma lo vale. Se ve que el nuestro no. Pero dicen que son como cualquier ciudadano ante la ley [es que me descojono]. La justicia, de la leche…
Esto sucede en un país en el que algunas de sus televisiones en abierto emiten verdadera basura, mala educación e insultos en riguroso directo. Eso, sí, se ponen a caer de un burro pero no se meten con la corona porque, aunque la familia real sea igual ante la ley que el resto de los españoles… resulta que son inviolables.

Vamos a ver estadísticas, la «ley mordaza» LA JUSTICIA S.A. de momento ha dejado un balance de más de 50.000 multas por faltas de respeto y/o consideración. La Guardia Civil y Policía han multado a 48 personas por día por este motivo durante los últimos años. A 31 de diciembre de 2016, el Estado había recaudado 131.470.206 euros por aplicar esta ley.
¿Cómo os tragáis este sapo? ¿O es que, acaso, creéis en los cuentos? ¿Donde se va este dinero? Yo continuaré hablando ¿Y vosotros?…

Salir de la versión móvil