Vox se ve traicionada con el «tripartito PP-PSOE-Cs» en Andalucía tras un «oscuro pacto» en la ‘Comisión de los Puticlubs’

El Parlamento investigará a la Fundación para el Empleo, con cuyas tarjetas los directivos pagaron 31.000 euros entre 2004 y 2009 en juergas en prostíbulos andaluces.

Enrique Moreno de Cs presidirá la Comisión de la FAFFE

El portavoz de Vox en el Parlamento, Alejandro Hernández, ha alertado este miércoles de un «tripartito» conformado por PP-A, PSOE-A y Ciudadanos (Cs) en Andalucía tras un «oscuro pacto», en la comisión de investigación sobre la ya extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), en relación a la presidencia del órgano, que ha recaído en el diputado de Cs, Enrique Moreno.

PP y Ciudadanos, PSOE no ha propuesto siquiera a nadie, se han puesto de acuerdo sobre quién debía presidir la comisión del Parlamento andaluz que investigará la gestión de la ya extinta Faffe.

Tirando de Tarjeta

Los directivos de ese fondo de formación llegaron a manejar hasta ocho tarjetas de crédito con las que se gastaron 31.969 euros, entre los años 2004 y 2009, en una docena de juergas en prostíbulos de Sevilla, Cádiz y Córdoba, según la investigación de la Guardia Civil recogida en un atestado de la Unidad Central Operativa (UCO)

De esas ocho tarjetas, según la Guardia Civil, seis estaban en poder del que fuera director de la Faffe, Fernando Villén, y otras dos en manos de su hermano, Manuel Villén. Además de los casi 32.000 euros en prostíbulos, otros 19.000 euros habrían sido gastos en peajes, alrededor de 22.000 en restaurantes, 1.800 en hoteles y otros 4.300 en gastos sin justificar.

Todos estos datos los desveló en la antesala de la campaña electoral de las autonómicas del 2-D el presidente del PP, partido con acceso al sumario al estar personado en la causa que investiga la justicia. Juanma Moreno dio la rueda de prensa a las puertas del local Don Angelo, el prostíbulo de Sevilla escenario de las andanzas de Villén y otras personas de la fundación o de la Consejería de Empleo no identificadas.

De esas ocho tarjetas, según la Guardia Civil, seis estaban en poder del que fuera director de la Faffe, Fernando Villén, y otras dos en manos de su hermano, Manuel Villén. Además de los casi 32.000 euros en prostíbulos, otros 19.000 euros habrían sido gastos en peajes, alrededor de 22.000 en restaurantes, 1.800 en hoteles y otros 4.300 en gastos sin justificar.

Local Don Angelo, el prostíbulo de Sevilla

Todos estos datos los desveló en la antesala de la campaña electoral de las autonómicas del 2-D el presidente del PP, partido con acceso al sumario al estar personado en la causa que investiga la justicia. Juanma Moreno dio la rueda de prensa a las puertas del local Don Angelo, el prostíbulo de Sevilla escenario de las andanzas de Villén y otras personas de la fundación o de la Consejería de Empleo no identificadas.

Políticos y Prostitutas

En la versión de la comisión creada en 2018 el PP ya anunció que llamaría a declarar a los expresidentes Susana Díaz, José Antonio Griñán y Manuel Chaves. Podemos llegó a plantear que acudieran a prestar testimonio en la Cámara prostitutas que prestaban sus servicios en Don Angelo.

En la causa judicial hay una veintena de investigados, varios de ellos con responsabilidades institucionales u orgánicas en su día en el PSOE. Además del uso irregular de tarjetas en prostíbulos, la Fiscalía Anticorrupción sostiene que existen claros indicios de que la entidad formalizó contratos irregulares por valor de al menos 9,4 millones de euros.

Coalición Tripartita

En rueda de prensa, Hernández ha apuntado que «más allá de la escenificación de determinadas disputas», PP-A, PSOE-A y Cs forman un tripartito en esta comunidad, siendo las tres fuerzas «instaladas en el poder«. Como ejemplo, ha destacado la elección del presidente de la comisión de investigación y que el PSOE-A ni siquiera propusiera un candidato.

«Sánchez Haro (miembro del PSOE-A en la comisión), que no se calla ni debajo del agua, permaneció callado durante la constitución de la comisión», ha apuntado Hernández, quien ha dicho desconocer el contenido de las negociaciones entre las tres citadas fuerzas políticas. «Vox no ha sido parte«, ha añadido.

Así, tras apuntar que Vox propuso a Francisco Serrano como presidente de la comisión, «un juez investigador, una persona totalmente independiente, sin sospechas respecto a intereses espurios y sin mochila», el portavoz ha advertido de que esta comisión ha empezado «con mal pie».

En este punto, ha reprobado que el vicepresidente de la Junta y líder de Cs en Andalucía, Juan Marín, haya asegurado que esta comisión de investigación no está para «crucificar a nadie». «Claro que no lo está en el sentido literal, pero si tenemos el espíritu de no señalar a nadie, mal empezamos».

Junto a ello, ha advertido de que si va a haber «maniobras dilatorias» por parte de los distintos grupos durante el transcurso de la comisión, «que no cuenten con nosotros». «Si quieren que esta comisión sea una repetición de la celebrada en la anterior legislatura, no vamos a colaborar en perder el tiempo», ha advertido.

Salir de la versión móvil